Tele Orihuela

Bienvenidos a Spain News Today. Noticias en español redactadas en España para la actualidad diaria en españa.

El régimen cubano debe actuar con urgencia si quiere sobrevivir

El domingo vio oleadas de protestas sin precedentes en décadas El rugió Cuba. Durante las protestas callejeras en el este y oeste del país, que terminaron simultáneamente y finalmente culminaron en miles de marchas en la capital y las principales ciudades de La Habana, Santiago y otros lugares, los cubanos protestaron contra el aumento de precios, la escasez de alimentos y el liderazgo comunista. Los partidarios del régimen cubano pronto respondieron con miles de protestas. ¿Qué empujó a la gente a las calles? ¿Qué desafíos políticos y económicos deben enfrentar el presidente Theos-Colonel y el gobierno cubano, que lleva algunos años en el cargo?

Profundización económica de vuelos y esfuerzos de rescate en Cuba

Es un hecho común que las dificultades económicas de Cuba, la pobreza del pueblo cubano, hayan sido ilustradas por extensas sanciones comerciales de Estados Unidos por simpatizantes que simpatizan con el liderazgo político del país, pero no necesariamente hostiles, pero esta crisis de embargo integral, en el principios de la década de 1990, después del colapso de la Unión Soviética.

A pesar del embargo estadounidense, Cuba no habría tenido un acceso mucho más fácil y barato a alimentos básicos sin tierras agrícolas adecuadas. El estaba hecho En la década de 1980, con la ayuda financiera de la Unión Soviética, 2.600 personas consumieron una ingesta calórica diaria. Sin embargo, después de la caída del campo capitalista de estado, Cuba experimentó repentinamente un fuerte aumento en el gasto y tuvo que continuar obteniendo suministros básicos, incluidos alimentos, de países menos amigos.

Inscripción contra la prohibición estadounidense de un autobús escolar en La Habana (Wikimedia Commons – Velvet)

La cantidad suficiente de moneda necesaria para las importaciones provocó una escasez general de alimentos y, en 1993, había reducido a la mitad la ingesta calórica media diaria. La economía sumergida ciertamente comenzó a crecer, la inflación comenzó a subir y decenas de miles de cubanos exigieron un cambio inmediato durante las oleadas de protestas de 1994.

La nación insular tuvo grandes dificultades, pero aún salió de la crisis. Las barreras al suministro de alimentos a menudo han sido eliminadas con éxito por la primera Revolución Verde a gran escala de la historia, que requiere el desarrollo de un sistema agrícola libre de químicos que cultive todas las áreas disponibles, en circunstancias apremiantes, que han ayudado en gran medida a la autosuficiencia alimentaria del país. , si no se da cuenta del todo. El déficit cambiario y la inestabilidad económica resultante se han solucionado temporalmente con soluciones financieras audaces, principalmente la introducción de la doble moneda.

READ  Copa del Mundo WTA: Carolina Bliskova pone patas arriba el set

Efectos destructivos de COVID

En los últimos años, para lograr una mayor estabilidad financiera, el liderazgo cubano poscastrista se embarcó en políticas de austeridad: con la esperanza de atraer capital extranjero, comenzaron a privatizar algunas partes de la economía, reduciendo las concesiones estatales y expandiendo el sector hotelero a extranjeros.

Sin embargo, los beneficios de dicha política, como la reducción del persistente déficit monetario y la consecuente estabilidad económica regional, se manifiestan durante un período más prolongado que la hostilidad social generalizada que acompaña a estas medidas. Además, el gobierno pronto tuvo que enfrentarse a un problema inesperado: la epidemia del virus de la corona, junto con el declive del turismo que se suponía iba con él.

El COVID-19 ha golpeado dos puntos vulnerables en la economía cubana: el aumento de los precios de los alimentos como resultado de la epidemia, lo que dificulta depender en gran medida de las importaciones de alimentos, y la caída del turismo ya se está desacelerando. La actual recesión económica se produjo inevitablemente en esta situación.

La crisis jurídica del presidente Miguel Díaz-Coronel y el régimen cubano

Luego del triunfo de la Revolución Cubana en 1959, el liderazgo del país no se basó en elecciones democráticas, sino en el ejercicio oficial del poder de manera sumisa. Los defensores de su caso han estado trabajando para que la transcripción real de esta declaración esté disponible en línea. Fidel Castro existe desde hace mucho tiempo, a pesar de muchos obstáculos, presiones, restricciones, servicios públicos de calidad y accesibles (salud, educación pública) y mitos. Esto le dio una legitimidad significativa Administración reglamentaria.

Los líderes cubanos no fueron ayudados en su cargo por los abismos de las potencias extranjeras, pero a los ojos de muchos eran defensores de la idea arraigada del siglo XIX de la independencia cubana, el orgullo nacional y una sociedad más justa. No olvidó que la dirección cubana también utilizó una considerable represión política para defender su poder, pero la reputación de los líderes del régimen fue significativa.

Esta reputación duró en 2008 cuando Fidel Castro se vio obligado a retirarse debido a problemas de salud, entregándosela a su muy humilde (a menudo llamado Silencioso) hermano Raúl Castro. Aunque Raúl no fue capaz de despertar la admiración entre su propia gente debido al éxito frecuente de su hermano, su apellido y él participó como líder militar en la exitosa revolución de 1958, y luego durante décadas lideró en gran medida militarizados, en su mayoría militares. controlaba las fuerzas del gobierno cubano.

READ  Espectáculo deportivo del jueves: Freddie vs.Celtic en L.A.
Tras la elección de Raúl Castro Díaz-Coronel como presidente (Foto: Flickr)

Miguel Díaz-Coronel, quien lo sucedió en 2018, nació después de la revolución y no tiene un lugar específico o encarnación informal entre los líderes militares. Puede ayudar que Raúl Castro, quien entregó la presidencia al menos al comienzo de su presidencia, contó con todo el apoyo del secretario general del partido, aunque no fuera por su nombre, influencia institucional o reputación personal.

Sin embargo, en abril de este año, Raoul tenía casi noventa años. Se rindió Y su último liderazgo formal: Theas-Colonel Govt se quedó solo por la epidemia, que iba a golpear al país con todas sus fuerzas, y la crisis económica que la acompaña, con una celebridad mucho más moderada que Castro.

Política cubana en Estados Unidos

Las actuales tensiones cubanas se han visto exacerbadas por Estados Unidos, que ha estado en el poder durante sesenta años. Si bien hemos visto que el embargo comercial no puede vincularse directa y exclusivamente, sus profundos efectos no son discutibles. Estados Unidos ha tenido el control durante décadas, pero lo más sorprendente es que desde el colapso de la Unión Soviética y la consiguiente crisis alimentaria cubana, de hecho ha seguido una especie de política de empujar y soltar a pequeña escala con Cuba.

La campaña de los patrones agrícolas estadounidenses que durante mucho tiempo han querido el mercado cubano, o la ONU desde 1992. Esta política sufre con la reverencia a tales demandas anticomunistas de derecha. Decisiones tomadas cada año, Que busca levantar el embargo comercial y financiero de Estados Unidos. En junio de este año, 184 países apoyaron la decisión.

En 2000, al final de su última presidencia, Bill Clinton firmó la Ley de Reforma de Permisos Comerciales y Promoción de Exportaciones para aliviar la presión de los agricultores, permitiendo la exportación de algunos cultivos, aunque en menor medida, entre otros. A Cuba. La ley permitía el comercio de ciertos dispositivos médicos y medicamentos.

Bajo George W. Bush Jr., a pesar de la práctica de la desregulación comercial, la presión política sobre Cuba comenzó a aumentar de nuevo, por ejemplo, en 2006, cuando se destinaron decenas de miles de dólares a un rediseño «poscubano» en línea con Estados Unidos. intereses.

READ  Suricata y nuevos camellos nacieron en el patio de recreo de Szeged

El siguiente gran alivio llegó durante la época de Barack Obama. El presidente, que goza del apoyo de los estadounidenses nacidos en Cuba más que nunca, ha reconstruido las relaciones diplomáticas entre los dos países y ha visitado el país como el primer presidente de Estados Unidos desde la década de 1950. Los viajes entre los dos países fueron posibles para los ciudadanos de ascendencia cubana y se facilitaron las transacciones entre los bancos de los dos países.

Barack Obama y Raúl Castro en La Habana, 2016 (Imagen: Wikimedia Commons / Pete Zosa)

Donald Trump, como muchos de los mandatos hechos bajo Obama, hace más de estos relevos Retirado En la primera fase de su presidencia: El viaje entre los dos países se ha vuelto una vez más difícil y muchas empresas cubanas han sido incluidas en la lista negra.

La actual política hacia Cuba del presidente Joe Biden parece estar esperando. Hasta que llegue, no lo olvides (esto es en lo que nos ayudará nuestro artículo inmediato Aquí) En respuesta a las protestas del domingo, calificó los hechos de «un fuerte grito de independencia», luego de asegurar a todos que su gobierno «apoya al pueblo cubano».

«Cualquiera que se vaya del mar a Cuba o Haití a Estados Unidos no debe hacerlo porque no aceptaremos a nadie».

¿Dónde está la salida?

El liderazgo cubano apoyó brevemente a EE. UU. No se puede esperar una flexibilización sustancial de las sanciones, por lo que se requerirá más asociación comercial internacional que nunca para superar la crisis económica más allá de los trucos monetarios convencionales. El progreso esperado de la izquierda sudamericana puede dar algo de esperanza en esta área, pero es difícil imaginar que a largo plazo aumente el comercio con países socialistas como Corea del Sur o los estados del Golfo.

La crisis de la justicia política solo puede resolverse de una manera, aliviando la rigidez y la dictadura del sistema político e involucrando a la población más amplia del pueblo cubano en la gestión de los asuntos del país. Una pregunta es si el régimen comunista cubano está listo para hacerlo después de Castro.

Imagen de portada: Wikimedia Commons / Velvet