Tele Orihuela

Bienvenidos a Spain News Today. Noticias en español redactadas en España para la actualidad diaria en españa.

El orden mundial estadounidense está temblando

BRICS es muy importante desde una perspectiva geopolítica. Juntos, los cinco países cubren aproximadamente el 27 por ciento de la superficie terrestre del mundo y tienen una población de 3210 millones, que es el 41,5 por ciento de la población mundial. Cuatro de los cinco estados miembros tienen la mayor población y superficie del mundo. Rusia es el pilar europeo de esta alianza, China es la potencia política dominante que representa a Asia en el este de Asia, mientras que Sudáfrica en África, Brasil en América del Sur e India son las principales potencias políticas en el sur de Asia. Estos países ocupan posiciones geográficas clave en cuatro continentes que les proporcionan abundantes recursos para dominar el espacio geopolítico.

Además, China e India representan una civilización diferente de la civilización occidental. En cuanto a Rusia, Brasil y Sudáfrica, aunque forman parte de la civilización occidental, en la que Rusia ha jugado un papel importante, se oponen culturalmente a los valores y políticas actuales del Occidente liderado por Estados Unidos. A medida que Rusia se hizo intelectual y materialmente más fuerte en la década de 2000, se puso cada vez más nerviosa por la política de Europa del Este de Estados Unidos. Al dar forma a su política exterior, Moscú buscó una teoría geopolítica para buscar aliados contra Estados Unidos, la OTAN y sus aliados. Por lo tanto, el eurasianismo se convirtió en el marco de esta estrategia, acercando a Rusia y China. Al mismo tiempo, China está cada vez más interesada en dominar el Océano Pacífico, al igual que India está interesada en el Océano Índico, un objetivo estratégico que China no puede lograr sin el apoyo de Rusia. En otras palabras, BRICS es una alianza de las principales potencias regionales (particularmente Rusia, China, India y Brasil) contra la hegemonía global de los Estados Unidos.

READ  El delantero español puede ser certificado por Ferenc Varos

A diferencia de EE. UU. y la UE, que están en recesión debido a las malas políticas económicas y las sanciones contra Rusia, los países BRICS están en una situación económica mucho mejor, ya que representan más del 25 % del PIB mundial en 2021. La tasa de crecimiento económico promedio de los miembros BRICS fue del 7,6 por ciento, superior al promedio mundial del 5,5 por ciento.

China, India y Brasil estarán entre las cinco economías más grandes para 2030, y Rusia se convertirá en la sexta más grande. India es el epítome del crecimiento económico entre los países BRICS, que se espera que alcance el 13,5 por ciento para 2022, superando al Reino Unido como la quinta economía más grande.

La energía es un componente clave de la estrategia económica de los BRICS. Rusia proporciona energía barata a China e India, lo que fortalece aún más las economías de estos dos países. India debe su rápido crecimiento a la energía que compró a Rusia a precios reducidos después del estallido de la guerra en Ucrania. Cuando Irán y Arabia Saudita se unan oficialmente a la alianza, los BRICS dominarán por completo el mercado energético.

Y con Rusia, Irán y Arabia Saudita vendiendo energía por yuanes, rublos y rupias, la era del «petrodólar» está llegando a su fin. En los últimos seis meses, el intercambio económico entre los miembros de BRICS ha aumentado significativamente: el comercio entre Rusia y China alcanzará los 165-170 mil millones de dólares en 2022. El comercio entre los países BRICS y los países candidatos a la alianza, como Irán, Turquía y Arabia Saudita, que cuentan con las mayores reservas de gas del mundo, alcanzará niveles sin precedentes en 2022. Rusia y China están a la vanguardia de un espacio económico en constante expansión que busca crear alternativas a las normas financieras, monedas de reserva e instituciones controladas por Estados Unidos.

READ  El documentalista británico lucha por abolir la pena de muerte

Los países BRICS están invirtiendo en energía, infraestructura, agricultura e industria para construir sistemas de asentamiento alternativos, mientras construyen una economía de guerra para impulsar su economía y hegemonía militar mundial con la mayor parte del dólar estadounidense. Por lo tanto, la guerra en Ucrania es también una guerra económica entre EE. UU. y Rusia-China. Washington está utilizando a Ucrania para romper esta alianza y salvar un orden económico unilateral dominado por el dólar estadounidense. Por otro lado, los países BRICS, con el apoyo de muchos países alrededor del mundo, también quieren un mundo multipolar económicamente. La Nueva Ruta de la Seda de China podría ser un puente económico entre Europa y Asia y una amenaza directa a su hegemonía económica transatlántica.

En varios niveles, los BRICS están creando un mundo multipolar y geopolíticamente más equilibrado, promoviendo la soberanía de las naciones y las economías y logrando avances significativos en los países pobres. Para los países europeos y otros más pequeños, el mundo multipolar es una oportunidad para construir alianzas que se adapten a sus intereses, avanzar económicamente, ser políticamente estables y formar parte de un mundo más equilibrado geopolítica y económicamente.

Sin embargo, ¿hasta dónde llegará Estados Unidos para proteger un mundo unipolar y hasta dónde llegarán los países BRICS para destruir la hegemonía estadounidense? Sin embargo, la alianza entre EE. UU. y el Reino Unido en Ucrania ha llegado a sus límites, y los países BRICS están decididos a aprovechar este momento para dibujar contornos sólidos del nuevo orden mundial.

Los autores son investigadores sénior de la Fundación del Centro de Conocimiento Público de Századvég.

Imagen de portada: el presidente de EE. UU. Joe Biden con la vicepresidenta Kamala Harris (Foto: MTI/EPA/Abaca/Pool/Yuri Gripas)

READ  Los brotes parecen exacerbarse en España y Chipre: el gobierno alemán los clasificó como zonas de alto riesgo.