Una serie de signos siniestros precedieron a la llegada de los conquistadores españoles, y los aztecas fueron los primeros en creer en ellos como dioses.

25 de agosto de 2023 09:09 Tiempo muerto

En 1518, Diego Velázquez, el gobernador de Cuba, capturado unos años antes, dirigió a Hernán Cortés, 20 años menor que él, en una peligrosa expedición. Sin embargo, el líder del territorio recién conquistado –dada la tensa relación entre ambos– revirtió su decisión en el último momento e invitó a Cortés a quedarse. Pero el aventurero de 33 años perseveró, desafió órdenes y abandonó el puerto de La Habana con su ejército en febrero de 1519. Se embarcó en su búsqueda, durante la cual muchos de sus soldados perdieron la vida, pero los supervivientes recibieron su recompensa: el Imperio Azteca yacía a sus pies.

Moctezuma presenta regalos a Cortés. Sin embargo, los españoles no vinieron a Tenochtitlán en busca de regalos, sino de las riquezas de todo el Imperio Azteca.

En el camino a la riqueza

Hernán Cortés levantó su ejército íntegramente con su propio dinero y con él partió hacia la Península de Yucatán. Su única condición era que fuera nombrado capitán en jefe, es decir, que tuviera plena autoridad sobre las personas y la carga a bordo.

Cortés, como la mayoría de los exploradores, decidió embarcarse en el peligroso viaje debido a los rumores que había escuchado de los nativos, quienes hablaban de ciudades más allá de las montañas cargadas de oro y plata, civilizaciones deslumbrantes y casas brillando a la luz del sol.

El 10 de febrero de 1519 los conquistadores zarparon de La Habana con 11 barcos, 600 hombres, 300 indios antillanos cargados de carga y 17 caballos. La flota desembarcó por primera vez en la isla de Cozumel. Poco después de desembarcar, uno de los capitanes de Cortés, Pedro de Alvarado, tuvo problemas.

READ  Dakar 2022: Cuatro valientes húngaros lo derrotan en una carrera por el desierto

Se le acusó de robar unas gallinas a los indios; Cortés advirtió que no habían llegado hasta aquí para saquear, sino para establecerse y ampliar aún más los territorios españoles de ultramar.

Unos días más tarde, los aventureros pudieron probarse a sí mismos en la batalla: el ejército español obtuvo una gran victoria contra más de 20.000 soldados aztecas en la región de Tabasco.

Aunque los conquistadores tenían una gran superioridad militar sobre los indios que luchaban con espadas de obsidiana, Cortés ya vio claramente que la expedición estaría lejos de ser un asunto tranquilo.

El conquistador no podía saber que el gobernante azteca II. Para entonces Moctezuma ya estaba al tanto de la presencia de extranjeros, pues sus correos le habían informado de los acontecimientos de Tabasco.

Mientras tanto, Cortés y su ejército marcharon hacia la capital, Tenochtitlán. En el camino, los españoles hicieron acuerdos con varias etnias: si permitían que los conquistadores llegaran en paz a su destino, podrían recuperar su independencia.

Verano 2023: nuestra serie de martes favorita

Ya has estudiado el tiempo pasado.
revista de historia
¿El último número?

Suscripción de descuento por 1 año. (5 números)

Suscripción impresa Compra
Tarifas de tarjeta de crédito Tal vez 10% Con descuento.
La suscripción anual ya incluye un número especial de otoño.

9,945 pies 8.990 HUF

Suscripción digital Compra con acceso a todo el archivo 25% Con descuento.
Para los primeros 500 suscriptores.

20.000 pie 14.990 HUF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio