Tele Orihuela

Bienvenidos a Spain News Today. Noticias en español redactadas en España para la actualidad diaria en españa.

Una de las tácticas más pateadas del fútbol: balones lanzados con ganchos

Ya hemos visto innumerables goles hermosos en la historia del fútbol. Por lo general, ya sea en la distancia o en el trabajo, el gol marcado con el talón o el movimiento de tijera siempre es una sensación, por lo que nos dirigimos a tal victoria. Sin embargo, había una técnica más difícil de hacer, con las bolas disparadas por Kokkal. Una de las técnicas de patadas más singulares del fútbol, ​​jugadores de fútbol famosos como Ronaldinho, Ronaldo, Romerio o Diego Maradona solo pueden sorprender a los fanáticos. ¿Por qué nadie pudo marcar un gol con este movimiento? Resulta al final del artículo.

En el fútbol, ​​algún tipo de diseño técnico y de patadas puede parecer casi un arte. Diferenciamos entre diferentes tipos de patadas en función de qué parte del pie estamos tocando en el momento de patear: interior, trasero interior, trasero completo, trasero exterior, borde exterior del pie, muslo, rodilla, talón y tiro (punta). pelotas. Uno de los más especiales es el último.

Probablemente cuando era niño, todos tenían al menos un conocido, cuando jugaba al fútbol, ​​siempre golpeando una pelota muscular con la punta de su zapato, cuál sería su base. No obstante, este tipo de patada sería al menos increíble si funcionara correctamente.

Una de las ventajas de este tipo de patada es que puedes ejercer más potencia sin retroceder. La otra ventaja puede ser una tensión inesperada porque es muy difícil apuntar con precisión a la punta del zapato, por lo que nadie lo espera, lo que generalmente se hace por compulsión.
La patada en el fútbol sala es muy notoria donde el recorrido corto y el juego rápido brindan la oportunidad. Debido a la severa ejecución, esta acción rara vez se ve en el fútbol, ​​pero por supuesto hay algunos ejemplos, y los futbolistas sudamericanos son sus verdaderos maestros.

Ronaldinho marca un gol desprotegido al Chelsea desde el ring, plaza y grúa de la guardiaFuente: Twitter

Hace siete años, en 2014, Brasil fue sede de la Copa del Mundo. Sin embargo, desde el punto de vista del anfitrión, el partido fue memorable con la histórica derrota por 7-1 sufrida por los alemanes. Croacia fue fácilmente derrotada en el partido inaugural de la Copa del Mundo, Neymar ganó dos veces después del gol en propia puerta de Marcelo y Oscar pasó a una final por 3-1 en el minuto 91. El exjugador del Chelsea chocó con un balón fuera de lugar en el centro del campo y luego disparó un gol intemporal y picante entre dos defensas. El mediocampista brasileño se ha engañado antes a sí mismo y su disparo es un ejemplo perfecto de cómo no se suele esperar al rival.

Sin embargo, Oscar no fue el único futbolista brasileño que marcó en el Mundial con una elegancia perezosa. Todos recordarán que los brasileños ganaron el Mundial de 2002 después de que Ronaldo anotara dos goles para la selección alemana. Sin embargo, para avanzar a la final, primero tenían que vencer a Turquía. En semifinales, el portero turco, Rüstü Recber estuvo brillante, pero Ronaldo tuvo suficiente destello para lograr una victoria por 1-0. La doble bola de oro del Clásico rompió el dieciséis entre tres defensores y luego la bola perforó la suela larga de su zapato con la puntera.

Sin embargo, el verdadero maestro del movimiento fue otro atacante brasileño, Romero. Esta patada se ha convertido en la marca registrada de uno de los mejores delanteros brasileños de casi todos los tiempos. La capacidad de Romero para comprimir todos los sectores a menudo pagó dividendos. El enemigo sabía lo que se avecinaba, pero no pudo empujarlo porque el centro de gravedad de Romero estaba muy bajo. Y al final del proceso, a menudo apuntaba o levantaba la pelota, sin apuntar.

READ  España ya ha suministrado 30 millones de dosis de vacunas a países pobres
El exclásico brasileño Romerio ha marcado varios goles mágicos con la puntera de su zapatoFuente: Twitter

En comparación con los Oscar y Ronaldo, Romero Di Zoza Faria anotó mucho antes en la Copa del Mundo de 1994: el segundo partido de la fase de grupos de Brasil contra Camerún. Sin embargo Romero marcó su memorable gol «enano» con los colores del Barcelona ante la Roma. El 8 de enero de 1994, uno de los enfrentamientos más memorables en la historia de El Classic lo libraron dos grandes rivales, finalmente ganando 5-0 gracias a tres goles de Romero. En el encuentro, Romario se adelantó al Barcelona, ​​dirigido por Johan Cruyff, que tras una leve trampa engañó primero al experimentado zaguero del Real Madrid Rafael Alcardo y luego, con su forma característica, pasó el balón a Francisco Bio. El gol también es hermoso, porque Romero venció al defensor más duro de la Liga española en ese momento sin ningún esfuerzo, sin mostrar trucos complicados, pero la acción fue muy certera, rápida e incluso Alcarda no reaccionó a tiempo. El lo sabe.

Sin embargo, en las últimas décadas, no solo los brasileños, sino también los argentinos han asombrado a los fanáticos con soluciones asfixiantes. Diego Maradona anotó dos de sus goles más memorables contra Inglaterra en los cuartos de final del Mundial de 1986. Maradona tomó la delantera en el minuto 51 con un icónico gol de apertura para Argentina, luego cuatro minutos después el divino Diego condujo el campo desde la primera vuelta, derribando a todo el equipo inglés y finalmente empujando el balón al borde de la portería. Por cierto, este gol fue seleccionado como la victoria más hermosa de la historia del fútbol.

READ  La codificación, la ciencia, llevó la vacuna al cuerpo de los niños infectados, ahorrando millones

Veinte años después de la espectacular jugada de Maradona en el Mundial de 2006, Argentina marcó otro gol mágico. Los excelentes zapatos de Juan Román Riquelme no hicieron más que darle un dolor de cabeza a Javier Saviola. El portero, sin embargo, no defraudó y tomó el balón con confianza. Saviola se vio obligado a tomar la pelota porque no tenía tiempo ni lugar, por lo que eligió la mejor solución.

Por eso se puede decir que los futbolistas sudamericanos son buenos bateando goles. Sin embargo, no hay razón para que los futbolistas europeos se avergüencen Desde que encontró un buen número de ellos, alguien ya ha pateado un gol con la punta del zapato.

Alemania se enfrenta a Inglaterra en la octava final de la Copa Mundial de la FIFA 2010. El partido fue memorable para muchos, ya que el árbitro no cedió ante el gol del inglés Frank Lampard, que claramente cortó la barra detrás de la línea de gol. Debido a esto, se ha olvidado una victoria espectacular asociada con el portero de la Copa del Mundo Miroslav Klose.

Los nacionales se adelantaron en el minuto 20 con un gol de Miroslav Klose. Manuel Neuer pateó el balón con una gran patada, luego el delantero alemán de ascendencia polaca luchó consigo mismo a través de un defensor y aún pudo tocar el balón por lo que terminó desprotegido en la portería. Klose no tuvo mucho tiempo para considerar y optó por una solución clásica.

Al igual que Klose, puede batir muchos goles europeos anteriores con una técnica de primavera tan especial. Los dos equipos estrella de la Premier League, Liverpool y Manchester United, tienen muchas batallas famosas con múltiples goles, incluidos Ian Rush, Kenny Douglish, Dwight York y Andy Cole. Mirando hacia atrás al período posterior al Milenio, se puede conocer el memorable gol de Rudd van Nistelroy y Fernando Torres.

READ  Durante siete años no he visto un aumento en los precios del café y el BUX no ha estado activo.

Marcó uno de los goles más famosos del Liverpool contra el Manchester United en Anfield Road. El delantero español empujó a Van der Sar cerca de la cabeza pero en un ligero ángulo. Fue impactante lo mucho que corría Torres, y en el cuello de Rio Ferdinand, la potencia que pudo ejercer en ese tiro.

Romero puede haber atraído a menudo lo inesperado, pero El gol con la bandera más mágica es definitivamente para Ronaldinho. El ex clásico de la pelota de oro del Barcelona anotó un gol en el partido de la Liga de Campeones contra el Chelsea en 2005, una conmoción esa noche cuando alguien como el portero londinense Peter Czech lo vio. Ronaldinho encontró la brecha entre los tres defensas y luego tropezó con el balón desde una posición de pie y terminó desprotegido en el lado izquierdo de la portería.

La publicación anterior realmente demostró por qué los movimientos de Ronaldinho son tan especiales. La estrella inglesa del Tottenham, Dele Alli, intentó imitar la técnica clásica brasileña hace unos años, pero pronto tuvo que darse cuenta de que no era tan fácil como parecía.

No puedes reaccionar ante él en el momento adecuado, llegas a la pelota y bajas a la puerta en un abrir y cerrar de ojos. Clive Tildesley, un locutor de deportes de la televisión inglesa, resumió los beneficios de la técnica especial de patadas.