Sobrevivieron de maneras que nunca entenderemos.

Cuando los supervivientes del desastre de Andean Air fueron rescatados en 1972, los psicólogos asignados a ellos quedaron completamente desconcertados. Nunca antes habían estado en una situación como esta, nunca a nadie le había sucedido algo así, no se podía clasificar ni descifrar, y no había planos para que los sobrevivientes procesaran lo que había sucedido. Casi cincuenta años después, sigue siendo difícil de procesar, aunque el mundo lo ha intentado muchas veces, en libros, documentales y películas de ficción como las que sobreviven a los años noventa o a la sociedad moderna. Es imposible acercarse a comprender la situación, nadie quiere vivirla, pero el desarrollo de la tecnología ha podido ayudar a comprenderla. Si hay algo en lo que esta película es buena es en eso.

La historia del milagro andino es la siguiente: En el otoño de 1972, un avión de pasajeros con cuarenta personas a bordo voló desde Montevideo, Uruguay, a Santiago de Chile. El avión chocó contra una montaña y se rompió en pedazos, pero la mayoría de los pasajeros sobrevivieron a la caída. Los equipos de rescate no los encontraron y los supervivientes tuvieron que vivir en condiciones inhumanas en todos los sentidos. Es literalmente inhumano, porque quedaron atrapados en la cima de una montaña de miles de metros de altura, sin señales de vida. Y también metafóricamente, porque se quedaron sin comida al cabo de una semana. Al carecer de alimento, no tuvieron más remedio que comer la carne de los muertos. El infierno helado que duró más de dos meses se vio dificultado por el mal tiempo y numerosas avalanchas, y finalmente lograron escapar cruzando los Andes en diez días y alcanzando la civilización.

READ  Índice - Cultura - ¿Celebridades acercándose sigilosamente a sus hijos? Vamos…

La historia ya recibió una versión cinematográfica a gran escala, en 1993, una película estadounidense protagonizada por Ethan Hawke y dirigida por Frank Marshall (Arachnophobia). Además de contar una historia sudamericana con un director norteamericano y actores norteamericanos, utilizaron como material fuente un libro escrito por un periodista británico. En este sentido, La sociedad de la nieve es una corrección: la materia prima es obra del periodista uruguayo Pablo Versi, la película cuenta con un elenco sudamericano y el director es, si no sudamericano, al menos hispanohablante. J. A. Bayona (Lo Imposible).

Versi escribió las historias tanto de los supervivientes como de los muertos para el libro, por lo que, como en la vida real, no hay héroes ni víctimas claros en la adaptación cinematográfica. El título del libro viene dado por la forma en que debe organizarse una comunidad en las montañas: deben establecerse tareas, asignarse responsabilidades en ciertas áreas de especialización (como la curación o el archivo) y establecerse un orden. Se formó lo que la naturaleza probaba periódicamente, las lesiones, las enfermedades, las avalanchas y el hambre inconmensurable.

La Sociedad de la Nieve no tiene un personaje principal, aunque después de la publicación del texto, Versi publicó otro libro centrado en Roberto Canessa, desde entonces mundialmente famoso cardiólogo pediatra. Él era quien había realizado esta extraordinaria caminata de diez días por la montaña, y su compañero Nando Parrado ya había salido con su propio libro.

Fuente:Netflix

Al igual que el libro, la versión cinematográfica tampoco tiene un personaje principal, y su perspectiva rara vez abandona los escombros, sólo cuando los personajes los abandonan para una expedición más pequeña o más grande. Bayona tiene un gran sentido para transmitir la atmósfera claustrofóbica incluso en enormes masas de nieve y roca, y las personas más cercanas a él se acercan tanto a los rostros de las personas que sufren, que el aire entre ellos y el objetivo de la cámara casi se acaba.

Snow Force sigue fielmente hechos reales, no hay conflictos inventados, detalles embellecidos de lo que les pasó a los supervivientes, si no contamos los diálogos, que a menudo tienen lugar entre personas que ya han muerto. En el guión trabajaron cuatro guionistas, y pese a ello, del número de actores que finalmente se redujo a apenas una clase, no todos consiguieron hacerse con su papel ni siquiera en dos horas y media, aunque la película de Bayona señala meticulosamente en los subtítulos todos caso de muerte. ¿Cómo se llama el fallecido y cuántos años tiene? Los diálogos de la película simplifican y aclaran dilemas morales: ¿Se puede comer carne humana? ¿Alguien puede salir de aquí? ¿Deberíamos perder la esperanza? ¿Qué significa cuando un ser querido muere en nuestras inmediaciones?

La comunidad de la nieve es menos poderosa en estas escenas, simplemente una conversación, por difícil e incomprensible que sea, no se puede comparar con la estremecedora avalancha o las horribles imágenes de un accidente aéreo. Bayona tiene un don especial para esto, y aunque ya le han pedido que haga la película del tsunami (Lo Imposible) y la parte intermedia de la trilogía de Jurassic World, conoce la escala y el ritmo y conoce los medios para crear impacto. .

Por lo tanto, es decepcionante que, a pesar de operar con un alto nivel de preparación artística, “Snow Society” sólo pueda aclarar la situación. Una historia que dura más de setenta días y afecta a un gran grupo de personas sólo puede resumirse rápidamente en dos horas y media, sobre todo si queremos entender por qué los personajes toman esas decisiones al final. Además, la película de Bayona se centra exclusivamente en estos setenta días, con un breve prólogo y un epílogo, y no sabemos nada del viaje de rescate, ni de las personas que se encuentran en la casa, ni de cómo sigue su vida después. El enfoque es asfixiante, pero esencial: no es posible conocer y llorar a todos por completo.

Es extraño ver una historia estancada en un lugar a un ritmo rápido, pero a pesar de su calidad desigual, La Sociedad de la Nieve logra entregar los detalles infernales de esta situación incomprensible: carne humana escondida en una bola de nieve para que sea más fácil de tragar. , recuerdos recopilados para familias y pánico, pero también ingenio humano, instinto de supervivencia y resistencia sobrehumana. A este desastre se le suele llamar el Milagro Andino. En una de las últimas frases de la Sociedad de la Nieve, uno de los supervivientes preguntó por el milagro. La película de Bayona puede ilustrar esto eficazmente.

Fuerza de Hielo está en Netflix.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio