Música argentina sonaba en la catedral

gabor toth

El evento musical de casi dos horas de duración se puede resumir de manera muy simple: la canción principal Misa Criola, que significa Misa criolla, una composición de 1964 del argentino Ariel Ramírez (1921-2010), duró unos 80 minutos. y se tocaron instrumentos, que los organizadores no informaron a la gran audiencia por escrito o en forma de conferencia. Abordaremos esta deficiencia a continuación. Primero, partamos del hecho de que la catedral estaba llena el sábado por la tarde, lo que es una buena señal de que muchas personas en Varad están interesadas en la música, por otro lado, incluso durante los movimientos normales de la Misa de Ramares, que es el título. del concierto, el público estalló en continuos aplausos, y nadie tenía mucha idea de lo que habían escuchado en las últimas dos horas, indica que Primero, echemos un vistazo a solo tres artistas e invitados que fueron presentados en una pequeña conferencia introductoria.
Es apropiado comenzar con los invitados, así que David Dellisanti de Italia fue el director, Reynaldo Droz de Venezuela fue el solista – agreguemos de inmediato que la misa de Ramírez requirió dos solistas, especialmente para enfatizar los paralelos vocales característicos de los elementos de la música folclórica sudamericana. . , pero ese era el orden ahora. Contribuyentes instrumentales e interludios inéditos mientras la voz descansa: el hijo del maestro de Misa, Facundo Ramírez (piano, en un instrumento Bösendorfer 280VC prestado para la ocasión), y su equipo, Rodolfo Ruiz (piano, pero también en instrumentos de viento: Andino Sarango y Quechua Cicus), Leo Anderson (guitarra), Ulysses Lezcano (varios instrumentos de percusión tradicionales y más clásicos). El grupo vocal húngaro fue el Coro Filarmónico de Nagyvarat. El concierto comenzó con una sorpresa, el organista János Christofi, organista de la catedral, procedente de la recién restaurada tribuna de órganos cedida la semana pasada, lo que supuso un paralelo histórico musical y una referencia interpretada de fondo. C. Su composición fue escrita originalmente para la inauguración del órgano de la Catedral de Riga en 1884. Aunque el mencionado órgano letón es tres veces más grande que el nuestro, Christofi hizo un buen uso de las posibilidades románticas del sonido de este instrumento – (f) Luego casi revela la mesa de juego del órgano de la catedral de Varadh. Como en Riga.
Ocultemos también el programa anónimo. Cantó en el debut con coro, tenor solista e instrumental: Ariel Ramírez Navidad Nuestra, Tres Partes, La Peregrinación, El Nasimiento, Los Reyes Magos. Luego piezas instrumentales de Ariel y Facundo Ramírez (obras de padre e hijo, incluidas revisiones): Vidala/Carnavalito, La Equivoca, Quanto Lara Toca Schumann, Cueca de la Frontera, El Soclón. Siguieron dos canciones (tenor solo, con acompañamiento de piano): Alberto Ginastera Cancione al Arbol del Olvido, Carlos Guastavino La Rosa y el Chaz. Otro bloque instrumental: Chacarera decafónica de Alberto Rojo, Adiós Nonino y La muerte del ángel de Ástor Piazzolla, Chacarera del 55 de Hermanos Núñez. Como decíamos, relativamente tarde, a las 16:20 horas, la pieza titular del Festival es de Arirez. Una misa criolla con elementos musicales de los indios americanos combinados con un texto missordinary en español. Esta composición puede llamarse revolucionaria desde el punto de vista de la historia musical de América del Sur, incluida Argentina.La Misa en tailandés fue adoptada por el Concilio Vaticano II. También hubo bises al final del concierto: Caramba mi amor y Alfonsina y el Mar, seguidos de una repetición del movimiento Gloria al estilo Carnavalido Yaravi.

READ  El Mejor 10 productos para el cuidado de los labios de 2024: El Veredicto de Los Expertos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio