Los países latinoamericanos no apoyaron a Ucrania ni siquiera a petición de Bruselas.

Contrariamente a los planes anteriores, Volodymyr Zelenskiy no participará en la cumbre UE-América Latina de la próxima semana en Bruselas y hay desacuerdos sobre parte del informe final sobre Ucrania.

ANUNCIO

Los países latinoamericanos y los estados miembros de la Unión Europea ven el tema de la guerra en Ucrania de manera diferente. Esto se reveló durante los preparativos de la cumbre de los dos grupos en Bruselas la próxima semana. Si bien la prioridad de Europa es apoyar a Ucrania, los países latinoamericanos insisten en su neutralidad. La última vez que los líderes de los dos países se reunieron fue hace ocho años.

«Los países latinoamericanos son reacios a condenar a Rusia por varias razones. La primera es de naturaleza práctica. Tienen intereses especiales con Rusia y creen que no pueden ser aislados por una guerra en Europa. La otra razón es el Sur Global. tradición, lo que significa neutralidad tradicional», dijo el estudio Global Government Studies en Lovaina. El investigador del Instituto Gustavo Müller.

Actualmente se está redactando la declaración final de la cumbre y, según informes filtrados, existen diferencias de opinión sobre la evaluación de la guerra en Ucrania. A pesar de los planes anteriores, el presidente Volodymyr Zelensky no asistirá a la cumbre.

El objetivo principal de la reunión es fortalecer los acuerdos comerciales, por ejemplo en el caso de Chile y México. En el caso de los países del llamado Mercosur, la UE impone requisitos de protección ambiental.

«Si nos fijamos en los acuerdos comerciales que se han negociado durante años con diferentes países, la mejor manera de cumplir con los compromisos ambientales es firmarlos y ratificarlos. América Latina debería mirar a Europa y buscar otros socios. No compartir estos entonces los acuerdos deberían dejarse de lado», afirmó el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Álvarez.

READ  El sector de las telecomunicaciones español puede seguir poniéndose amarillo

Mientras tanto, la Unión Europea invertirá 10.000 millones de euros en la región, principalmente para extraer metales de tierras raras como el litio, que tienen grandes reservas en Bolivia, Chile y Argentina, necesarias para la tecnología informática y los coches eléctricos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio