Las regiones españolas deciden sobre la admisión de niños inmigrantes

Las regiones españolas decidirán el miércoles si admiten a cientos de niños inmigrantes. El Gobierno socialista pidió a los dirigentes de las comunidades autónomas que se hicieran cargo en primer lugar de los 347 niños africanos que habían llegado ilegalmente a Canarias, liberando así el sistema de acogida de estas últimas.

Los dirigentes regionales votan por la unidad en una conferencia sectorial sobre niños y jóvenes, sabiendo que si votan no, los socialistas les obligarán a hacerlo modificando la ley de inmigración como estaba previsto.

Canarias contaba ya con el triple de niños inmigrantes no acompañados (casi seis mil) de los que tenía previsto su sistema de acogida (dos mil), por lo que el presidente local pidió ayuda. Por otro lado, el Gobierno central no soluciona el problema devolviendo a estos menores a su país de origen, sino que los distribuye por otras regiones de España, como hace con los refugiados adultos desde hace varios meses.

La propuesta del miércoles prevé que los catalanes sean los que acojan a la mayor cantidad de niños, 31 en total, seguidos de Madrid y el sur de Andalucía con 30 cada uno. Cataluña ya indicó hace semanas que no importa lo que quiera el gobierno central liderado por Pedro Sánchez, no ofrecerán más plazas a ningún migrante porque ya han aceptado a muchas en los últimos años. En la votación del miércoles se espera que sólo los representantes del derechista Vox, que en realidad lucha contra la inmigración ilegal, se nieguen a aceptar menores.

Mientras tanto, el periódico Vozpopuli se enteró de que el gobierno de izquierda firmó el año pasado contratos por un valor de al menos 35 millones de euros en materia de inmigración ilegal. La mayor parte del dinero se gastó en alojamiento en hoteles, atención médica, alimentación y otro tipo de asistencia para los inmigrantes. Todos los contratos se celebraron mediante un procedimiento de urgencia, lo que permitió evitar los procedimientos de control habituales, y según el periódico, parte del importe se financió con fondos europeos.

READ  F1: Esto es lo que teme Alonso en Sochi

Mientras tanto, las últimas cifras del Ministerio del Interior muestran un aumento en el número de delitos sexuales en España. El año pasado hubo 21.825 denuncias y en 2022 esta cifra superará las 19.000.

Además, en 2023, el 37 por ciento de los detenidos o investigados por este tipo de delitos en España serán extranjeros, incluidos africanos. Para reducir aún más el círculo, la mayoría de los criminales del continente son ciudadanos marroquíes.

Foto de portada: Migrantes en el campamento de Las Rice en Tenerife, Islas Canarias, el 4 de noviembre de 2023. (Foto de Andrés Gutiérrez/Anadolu vía AFP)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio