Tele Orihuela

Bienvenidos a Spain News Today. Noticias en español redactadas en España para la actualidad diaria en españa.

Inicio – Cultura – Todo el mundo puede entrar en la Academia de Bellas Artes el día de Navidad

Ser artista siempre ha sido paradójico. Desde un punto de vista, pueden parecer seres excepcionales y envidiables que viven mucho más allá de los medios medidos por la gente común, pero desde otro punto de vista, son personalidades aisladas de la vida, a menudo jugando con negocios difíciles de dinero. cuyo pan de cada día puede depender de su buena voluntad.

A pesar de lo anterior, son muchas las personas que creen tener cierto talento artístico, y no son pocas las que se embarcan en el accidentado camino de la autoexpresión artística. Entre aquellos para los que te conviertes en una profesión, o

quienes tienen documentos que indican que no solo son artistas capacitados sino también capacitados, muchos de los cuales se graduaron de la Academia Húngara de Bellas Artes en Andrássy út.

Incluso las paredes de este lugar irradian una energía especial, en los 150 años desde su fundación, artistas han lucido sus pasos como alumnos y/o profesores, cuyas obras han sido durante mucho tiempo material didáctico obligatorio en las clases de historia del arte, y cuyas obras son temidos tesoros. de museos y edificios públicos.

Vibraciones extrañas

La selección arbitraria de algunos nombres de la increíblemente rica lista, maestros como Pál Szinyei Merse, Alajos Stróbl, Gyula Benczr, Károly Lotz, Gyula Rudnay, István Csók, János Vaszary, Pál Pátzay, Bernáthberto Aurosél y km. estudiando aquí. Andrey Domanovsky, Geza Foni, Benny Firenze, Layos Nandor Varga, Gyula Haines, Karoly Covan.

Por lo tanto, no es de extrañar que al entrar en el edificio de Andrássy uno sienta inevitablemente una fuerza indefinible que hace una obra de arte. Algo también les hormiguea a aquellos que hubieran querido pedir una exención de la pintura en la escuela primaria, pero tiene un efecto grave en aquellos que piensan que podría haber un lugar para ellos en el mundo en constante expansión de las bellas artes.

A los periodistas también se les dio un breve vistazo de lo que es la Jornada de Puertas Abiertas el 6 de diciembre, guiados por dos profesores universitarios, el artista ganador del Premio Moncacci Josef Szorkczyk y la historiadora del arte Aniko Bogtos.

paredes y talleres

A modo de calentamiento, Anikó Bojtos dio información detallada sobre el edificio sobre su historia, sobre los frescos de Karoly Lutz, las vidrieras y otras maravillas creadas aquí, el equipo se dirigió a la biblioteca. Allí, Eva Johasz dejó claro por primera vez que, como presidenta de KLM, no es una aerolínea, sino la directora general de la biblioteca, el archivo y la colección (de arte). Esto también es importante, porque KLM solo ha estado operando desde 1919, mientras que la Biblioteca de la Academia Húngara de Bellas Artes ha estado recopilando libros y revistas relacionados con las bellas artes húngaras, así como literatura en idiomas extranjeros, desde la fundación de la institución en 1871, hace más de 150 años.

La colección consta actualmente de más de 100.000 volúmenes, y la colección de arte contiene alrededor de 10.000 dibujos, en su mayoría obras de alumnos y exprofesores de la escuela. Además, hay xilografías japonesas del período Meiji, obras maestras de los creadores simbolistas de carteles Art Nouveau, como Alphonse Mucha, así como una serie casi completa de grabados en cobre de Giovanni Battista Piranesi. Su colección de fotografías de finales del siglo XIX y principios del XX también es impresionante.

Después de la biblioteca, la segunda casa de József Szurcsik ofrece cocinas de brujas para procesos de pintura refinados tradicionales, un taller de serigrafía y la cuna de los grabados. Se menciona que también tienen un estudio de gráficos por computadora, pero las pantallas se pueden ver allí, y también están en casa. Por un lado, el taller de pantallas, su «hermano menor», porque lleva funcionando apenas cuarenta años, se ha convertido ya en un gran lugar. Este proceso fue inventado por los chinos, y luego fue utilizado por Andy Warhol, entre otros, y sigue siendo popular entre los artistas gráficos en la actualidad. Así como el grabado y la litografía, que en cierto modo es una tecnología de impresión moderna, pues es del XIX. Fue desarrollado por un transcriptor de música alemán en el siglo XIX que estaba cansado de tener que dibujar a mano cada pieza musical en papel.

En otros aspectos, sin embargo, tiene mejor aspecto que un tamiz, ya que la mayoría de las máquinas utilizadas en el estudio son cuerpos que han estado en uso durante más de cien años y todavía funcionan perfectamente en la actualidad. Las más antiguas, por supuesto, son las piedras utilizadas en la técnica litográfica. La piedra caliza adecuada para este propósito se extrajo en Alemania, y hoy en día prácticamente no hay suministro de ella.

Afortunadamente, el taller de la universidad cuenta con una buena oferta de estudiantes, para que puedan crear sus litografías modernas en las mismas condiciones que sus antecesores cuando se estableció el Departamento de Dibujos en 1906.

De camino, el maestro Szurcsik se detiene en el pasillo y nos cuenta que una de las obras «colgadas allí» es un estudio de István Csók, y no muy lejos hay un retrato de Ignác Kokas, y también merece la pena detenerse en un interesante pintura de László Patay, que trabajó veinte años después de Barcsay. Enseñó anatomía y representación de objetos en Képző durante años.

María Teresa y su hijo

El tercer taller, al que pudieron ingresar los periodistas, fue el taller de restauración, donde Andras Hitler, jefe de departamento, afirmó que además de la restauración de bellas artes -pintura, tallas en piedra y madera- también se enseña la restauración técnica de la industria. cosas técnicas. Además del Museo Nacional, también forman especialistas que se destacan en la conservación de vidrio, porcelana, muebles de madera, objetos de metal, orfebrería, papel, textiles y cuero.

READ  Villa Korda está siendo desmantelada hasta el nivel estructural

En una de las mesas, apoyado en un microscopio, un estudiante de quinto año guarda un icono muy antiguo, y no muy lejos también se trabaja en un retablo barroco que data de cientos de años. II grande casi listo. La imagen de José, en la que podemos ver la infancia del gobernante, juega con la orden del Toisón de Oro. Su madre, Maria Theresia, también está en el estudio en otro retrato en restauración.

András Heitler nos cuenta que en los primeros años los alumnos dibujan, pintan y modelan de la misma manera que sus compañeros del departamento de arte, pero luego también reciben una formación seria en ciencias naturales, donde tienen que conocer los materiales con los que trabajan. . Del cuarto al quinto año, ya está «vivo», es decir, sobre verdaderas obras de arte.

Al final de la caminata, József Szurcsik dijo que el objetivo principal de la jornada de puertas abiertas era «hacer visible la universidad». Dado que hoy en día no faltan aspirantes, su principal objetivo no es atraer a la mayor cantidad posible de estudiantes próximos a graduarse para que realicen los exámenes de ingreso, sino mostrar de qué se trata la Universidad de Bellas Artes.

El arte de hoy es el clásico del futuro, y estamos trabajando para que aquellos jóvenes que tienen talento en esta dirección encuentren su lugar y tengan oferta

Un juego de campo, dice El-Sayed, quien cree que las bellas artes son como el fútbol. Como artista y educador, considera una tarea esencial reconocer, nutrir, asistir y promover talentos en la educación superior en artes, e incluso después de graduarse, intentan seguir y ayudar a los jóvenes artistas.

(Foto de portada: Péter Papajcsik / Índice)