Esta mariposa vuela a una altitud de 4.200 kilómetros sobre el nivel del mar.

No es casualidad que la mariposa cardo sea tan educada, no sólo es hermosa, sino que también es capaz de recorrer distancias extraordinarias. A medida que conocemos más y más detalles sobre su migración multigeneracional, investigaciones recientes han proporcionado otro gran avance.

El comunicación natural Revista, se examinaron polillas del cardo capturadas en América del Sur. Aunque esta especie se encuentra en muchas partes del mundo, su presencia no es común en Sudamérica. Sin embargo, una importante investigación nació de un extraño encuentro. El líder de la investigación, Gerard Talavera, vio un día de octubre varias mariposas de cardo en la Guayana Francesa, cerca del océano Atlántico, lo que le sorprendió. ¿Como llegaron ahi? Talavera es entomóloga-bióloga evolutiva de Barcelona Explorador geográfico nacional también.

Un investigador que investiga la migración de las mariposas atrapa a 3 personas para descubrir qué hay detrás de su aparición en ese extraño lugar. Los animales, cubiertos de esterilidad, fueron sometidos luego a multitud de experimentos.

En las alas del viento del Sahara

Es bien sabido que el polvo del Sahara es transportado por el viento a través del Océano Atlántico y proporciona nutrientes a las plantas de América del Sur. Este viento sigue un cierto rumbo de este a oeste, pero a veces va más al sur, a veces más al norte, cruzando el océano. Estos sistemas de viento ayudaron a los investigadores a resolver el misterio del origen de las mariposas.

Varias observaciones meteorológicas atestiguan estos vientos, por lo que en base al momento y lugar de captura se pudo determinar de qué dirección podrían haber venido las mariposas de cardo en la costa de la Guayana Francesa. Dependiendo de la altitud a la que viajaron, los hilos regresaron a tres lugares de África.

READ  El Mundial 2030 se disputará en tres continentes y seis países

Árbol genealógico, dieta, viento de cola

Además del análisis genético de los individuos que sirven de muestra, también es de fundamental importancia el análisis genético de los rastros de plantas que se encuentran en ellos. Los genomas de las polillas se compararon con los de las polillas del cardo norteamericanas, africanas y europeas para revelar de dónde pueden haber venido.

Los resultados descartaron que llegaran a la Guayana Francesa desde América del Norte y sus genes los vinculaban a un grupo europeo-africano. Los granos de polen encontrados en las mariposas confirmaron el origen de las mariposas: procedían de plantas africanas. Este es el caso, por ejemplo, de quienes viven exclusivamente en la región del Sahel. Guera senegalensis o nativo del mismo lugar Gysybus spina-christi. Ambas especies florecen entre agosto y noviembre y proporcionan alimento a las mariposas.

Área de distribución de dos especies de plantas africanas polinizadas por mariposas de cardo.

Fuente: Comunicaciones de la naturaleza

Los investigadores encontraron una evidencia más: al analizar las polillas con isótopos estables, también revelaron dónde podrían haberse alimentado antes de viajar a América del Sur. Basándose en los isótopos de estroncio, las mariposas pueden haber nacido en Europa y haber pasado su edad de oruga en territorios británicos, franceses y portugueses. Cuando emergen de la crisálida como mariposas adultas, se dirigen hacia el sur.

Se detuvieron para comer algo en Marruecos y, después de «sólo» 3.000 kilómetros de viaje, continuaron comiendo en Mali, Senegal y Guinea-Bissau. Aquí fueron recogidos por corrientes de aire que arrastraban las columnas de polvo del Sahara hacia el oeste y, después de 4.200 kilómetros, aterrizaron en América del Sur.

READ  Szabyes probará suerte en el X-Factor español

Según los investigadores, las mariposas capturadas en América del Sur podrían haber seguido esta ruta.

Fuente: Comunicaciones de la naturaleza

Las edades de las tres mariposas capturadas fueron de aprox. Los investigadores estimaron que tenía entre 3 y 4 semanas, lo que demuestra que pudieron viajar hacia el sur casi de inmediato como mariposas adultas. Las mariposas de cardo pueden volar 780 kilómetros con «un tanque de néctar», lo que significa que tienen que aterrizar para alimentarse.

Aunque utilizan el viento, la distancia que pueden recorrer no es infinita, la envergadura de sus alas no es libre y aunque naveguen, requieren energía. Según los investigadores, durante la travesía las mariposas alternaron entre planeo y vuelo activo para avanzar de manera más eficiente.

Según los cálculos, las mariposas en cuestión miden aprox. Se necesitaron entre 5 y 8 días para cruzar el océano con la ayuda de los vientos alisios. Para ello, primero deben estar en buena forma, con reservas de grasa que cubran el 13,7 por ciento de su cuerpo. También significa que, aunque muchas mariposas despeguen (aunque sea accidentalmente), con la ayuda de un viento de cola adecuado, sólo las más aptas podrán llegar a un destino lejano.

Eszerint, ha a lepkék valóban Nyugat-Európában születtek, akkor összességében több mint 7000 kilométerrel a szárnyaikban érkeztek meg Francia-Guyana partvidékére.

Y, según los datos de la vigilancia social, esto ha ocurrido no sólo ahora, sino en otras ocasiones. No podemos descartar la posibilidad de que el viento permita que otros insectos además de los cardos lleguen a otros continentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio