Tele Orihuela

Bienvenidos a Spain News Today. Noticias en español redactadas en España para la actualidad diaria en españa.

Entrevista con el obispo Marten Zold de Vác: experimenté la belleza del catolicismo de la Iglesia

Del 1 al 8 de septiembre se llevó a cabo en el Albergue Universitario «Legión de Cristo» en las afueras de la Ciudad Eterna la primera ronda del Foro Romano de Formación regular para obispos católicos consagrados en los últimos años con la participación de unos 150 obispos. Por parte húngara, el arzobispo Gergely Kovács de Gyulafehérvar, el obispo del condado Marton Zsolt de Vác y el viceobispo de Gyulafehérvar László Kerekes participaron en la formación de nuevos obispos. Escuche ahora nuestra entrevista con el obispo del distrito de Vác, Zsolt Marton, en el último día de entrenamiento.

Padre obispo, usted fue ordenado obispo hace tres años, el 12 de julio de 2019, y consagrado el 24 de agosto. Han pasado tres años desde entonces, y ahora está participando en una «Iniciación de obispos» sobre lo que significa trabajar juntos como obispos en todo el mundo. ¿A qué se debe este retraso de fase de tres años?

Y saludo con gran cariño a los oyentes y al personal de Radio Vaticano. Cuando fui ordenado obispo, fui invitado a este ejercicio, pero llegó el Covid que no pensamos que traería un cambio tan grande en el mundo entero, por lo que en la práctica esta oportunidad se perdió muchas veces. Parece interesante que después de tres años esto es realmente «nuevo» para mí, porque había obispos en todas partes y vi por primera vez la diversidad de la iglesia mundial. Participaron algunos de los obispos consagrados en los últimos tres años porque inmediatamente habrá otro curso. Ahora éramos 152, sumando uno más al número bíblico de 153 -incluso el apóstol Pedro atrapó tantos peces durante su pesca espectacular- dijimos algunos. Y la próxima semana, 190 personas participarán en el segundo viaje de capacitación. Partiendo de Australia, los malabares indios, los maronitas, los melquitas sirios, varios obispos africanos vinieron también de Europa. De igual manera, de América, América del Sur estuvo muy fuertemente representada, entonces experimenté la belleza del catolicismo de la Iglesia Católica, somos diferentes, pero decimos una cosa, tenemos la misma fe.

¿Cómo les fue a los participantes por edad?

En su mayoría son de mi edad, pero la compañía es mixta…

Naciste en 1966…

Sí, tengo 56 años, en mi año 57. Había obispos muy jóvenes, entre la gente del Este, menores de 35 años, y luego, por supuesto, había otros mayores, diez años mayores que nosotros, pero aproximadamente de mi edad.


Obispo Sault Morton de Vasi en el salón del Colegio de la Legión de Cristo en Roma

READ  F1: Podemos hacer más que eso - Leclerc

¿Cómo fue el ambiente entre ustedes en la reunión y cuánto duró?

Una semana, ocho días en total. Llegamos el jueves pasado y terminamos este jueves. Estaba de muy buen humor. Al principio, por supuesto, no todos lo sabían, solo algunos amigos de países vecinos. Nos podías ver sentados en las mesas, nos involucramos cada vez más, el ambiente relajado en las reuniones de los programas. También hubo una pequeña discusión en grupo en una ocasión. No tenemos programas fijos, es decir, conferencias. Estuvimos en el centro de Roma dos veces. Asistimos a una Misa en la Basílica de Santa Maria Maggiore, donde visitamos el domingo para la beatificación del Papa Juan Pablo I. Tuvimos algo de tiempo libre para poder ir al pueblo, dar un paseo o comprar un regalo. Mientras tanto, la relación se hizo cada vez más amistosa, y más y más directa, y finalmente esta semana tuvo un ambiente muy familiar por decir lo menos.

¿Cuál de las conferencias en educación superior es más importante para usted?

Lo primero que destacaría, y por supuesto que soy parcial, es que el padre cardenal Peter Erdo fue nuestro disertante aquí, también fue mi maestro y tengo mucho que agradecerle. El cardenal Erdo dio un discurso muy limpio y claro sobre los deberes prácticos de un obispo como cabeza de su diócesis como legislador y líder. La presentación fue tan buena que muchos de los colegas del obispo elogiaron su presentación clara y lúcida. Muy bien por mí, el cardenal Koch (presidente del dicasterio responsable de la unidad de los cristianos) dio una conferencia sobre la teología de la santidad de los obispos, que fue muy profunda. De esto queda claro que el obispo ha delegado el liderazgo en nombre de Cristo, como sucesor de los apóstoles, junto con otros obispos, y es bueno escuchar eso. De ahí que el obispo no sea elegido en elecciones parlamentarias o ciclos, sino que esté en su lugar por mandato de Cristo. A partir de ahora, una profesora de la Universidad Católica de Milán, una profesora, me explicó los «desafíos de nuestro tiempo». Ellos mostraron claramente esta realidad compleja, cuyo tratamiento se comparó con la «medicina», que siempre tiene un efecto curativo, pero siempre tiene efectos secundarios. Por supuesto, todas estas cosas se pueden experimentar juntas, y el mundo que nos rodea es así, estas cosas están muy cerca unas de otras. Pero otros espectáculos también fueron buenos.

READ  El delantero del Betis de 41 años batió un récord en la liga española

¿Has conocido al Santo Padre?

Sí, tuve una reunión con él justo este jueves por la mañana. Estaba «un poco escéptico» de que el protocolo sería que viniera a nosotros, tuviera una pierna mala, diera un buen discurso y luego nos despediríamos. Comparado con eso, es una conversación informal. Al principio nos saludó y nos dijo lo que había en su corazón, lo que experimenté en la forma en que nos dijo a los obispos en Budapest que el obispo debe estar cerca de Dios, de sus compañeros obispos, de sus sacerdotes y de Dios. Gente. Luego, después de una breve introducción, pidió escuchar. Tuvimos muchas preguntas sobre diferentes lugares y continentes y nos habló muy amablemente. Lo que personalmente me afectó de la manera más positiva fue el apretón de manos personal al final, pero en realidad no nos dimos la mano por precaución, pero mentalmente lo hicimos. Le dije al Santo Padre que soy de Hungría y les doy la bienvenida a nuestra casa. Sus ojos brillaron y dijo: «¡De nada!». Esta es una pequeña experiencia personal mía.

Gracias por este informe personal. Regresaré a todo su ministerio pastoral de tres años. ¿Cuáles son las alegrías de estos tres años de servicio pastoral?

Puedo admitir honestamente que mi primera alegría como obispo fue ser obispo de mi propia diócesis. Amo mucho la diócesis de Vác, está muy cerca de mi corazón. Es un gran regalo poder ser obispo de mi propia diócesis. Por supuesto, conozco la diócesis no como obispo sino como sacerdote porque también era el secretario del obispo en ese momento. He tenido muy buenos compañeros, algunos de los cuales se han convertido en nuevos compañeros. El obispo asistente, aunque ya estábamos en buenos términos, fue muy amigo de él y luego de los colegas del sacerdote. Con los diáconos también podemos trabajar bien con los laicos, lo que me da mucha alegría. Luego reuniones! Aunque fue una epidemia, pude ir a casi todos lados, porque pude ir a la confirmación, hubo otras reuniones, y hasta pensé que me estaba reuniendo con todos los padres. Iba a hablar con todos los padres según el calendario para que todos vengan a mí. Fue un encuentro y una conversación muy agradable y profunda.

READ  La planta de energía de base verde más grande del mundo está en construcción

¿Cuáles son las dificultades y desafíos del obispo?

Como he dicho, una dificultad surge de la alegría de convertirme en obispo de mi propia diócesis, el «jefe» de mis antiguos compañeros de sacerdocio y amigos. No es fácil. Lo aceptan en principio, pero a algunos papás les cuesta aceptarlo emocionalmente. Es comprensible, pero ellos también me tienen amor, por otro lado, no fue fácil para mí psicológicamente al principio, porque ahora no estamos en la misma situación en el sentido clásico de la palabra. Lo que es difícil de servir como obispo: ser un buen líder, tomar buenas decisiones. Y debido a que hay tantas decisiones que tomar, y debido a que el obispo es un tomador de decisiones de tiempo completo, oro, porque tengo excelentes colegas y asistentes, como mencioné, para poder tomar buenas decisiones. Soy un tipo de maduración lenta y, para ser honesto, no sé la solución inmediata. Por eso siempre pido oración y tiempo, mientras tanto considero, discuto e informo. Por supuesto, no siempre hay tiempo para esto, hay momentos en que se debe tomar una decisión rápidamente y luego se debe tomar la decisión correcta, y le pido al Señor que me ayude con esto.

Y finalmente, la última pregunta: ¿Cuál es la fuente de tu fe?

La fuente de mi esperanza es lo que el arzobispo Benedicto de Munich Ratzinger escribió en un pequeño libro en 1979 sobre cómo será la iglesia en el año 2000. Dice que en el corazón de las personas hay un deseo de Dios y un deseo de verdadera comunidad. ¡No se puede erradicar de uno, no de uno de ellos! Si nosotros, como iglesia, no somos obviamente una comunidad perfecta, pero si somos una comunidad esforzada, siempre podemos atraer a la gente. Entonces Cristo está en la Iglesia, y entonces no tengo miedo de mi Iglesia, que es una gran esperanza para mí. Además, creo que el testimonio personal también es importante, porque si fracaso, pero me esfuerzo personalmente por la autenticidad, el Espíritu Santo tocará a otros, esta es mi alegría y esperanza, sin importar lo que suceda en el futuro.

Gracias por la conversación y el testimonio personal.

Entrevista con el obispo Marton Zsolt de Vác