Recarga Natural: Carga tus pilas con riñón y ligero masaje

¡Miremos la luz!

En invierno, con falta de luz, nuestro cuerpo produce más melatonina, la hormona encargada del sueño, lo que contribuye a la depresión y la ansiedad. hasta el agotamiento. Necesitamos luz. Incluso puede conseguir un dispositivo de fototerapia que emita luz de espectro completo similar a la luz solar, pero pasar el mayor tiempo posible al aire libre durante las horas del día también es una solución.

¡caminemos!

Caminar sirve para casi todo: cuando necesitamos energía para afrontar el día o cuando necesitamos calma y concentración. Intente asignar una caminata de 10 minutos durante su pausa para el almuerzo, es suficiente para recorrer la cuadra. Intentemos orientarnos: sentir cómo nuestros pies entran en contacto con el suelo, cómo los subimos, cómo los bajamos, prestar atención a los colores y sonidos del entorno. Esto nos ayuda a mantener nuestra atención en el presente y olvidarnos de él. presión.

¡Respiremos!

Siéntese y preste atención a su respiración durante unos minutos: contando hasta 4, inhale lentamente, contenga ligeramente la respiración y luego, contando hasta 8, exhale más lentamente. Mientras tanto, repítete a ti mismo: “Exhalo tensión e inhalo energía”. La respiración lenta te calma, A Mantra, lema Ajusta nuestros pensamientos a otros más positivos.

¡Escuchemos la música!

el música Alivia los síntomas de depresión que son como máximo moderados. En un estudio mexicano, un grupo de participantes escuchó obras de Mozart y Bach. Después de la cuarta sesión de música de 30 minutos, el 75% del grupo informó una mejoría en sus síntomas, mientras que sólo el 25% del grupo de psicoterapia mostró una mejoría. A ninguno de los participantes le gustó especialmente la música clásica, pero tuvo una buena influencia en ellos. Si te gusta la música pop, ten cuidado con las pistas tristes.

READ  Tecnología: Se han encontrado compuestos tóxicos en el jarabe para la tos de Johnson & Johnson y la Organización Mundial de la Salud emite una advertencia

¡A dormir mientras hacemos yoga!

Si te resulta difícil dormir, prueba el yoga del sueño, que es una de las mejores técnicas de relajación. En el ejército estadounidense, así es como se trata a los soldados que regresan de zonas de guerra. Acostémonos boca arriba y prestemos atención a nuestro cuerpo, como si no hubiera nada más en el mundo, y luego relajémonos conscientemente. Comenzamos con el pie derecho, luego trasladamos la parte superior de la pierna hasta el muslo, avanzamos hacia el lado izquierdo, hasta el muslo, luego continuamos la fila con el abdomen, pecho, espalda, ambos brazos y manos, hombros, cuello, con nuestro cara, la parte superior de nuestra cabeza. El estado de relajación resultante puede contribuir a un sueño reparador.

¡Probemos los aceites esenciales!

Los aceites esenciales de pomelo, naranja y mandarina tonifican el cuerpo, mientras que la lavanda y el ylang ylang calman. Añade unas gotas de los aceites anteriores a 20 ml de aceite base. Una caída en la muñeca, una inhalación profunda y ¡ya tenemos más energía!

¡Ya llega el magnesio!

Si lleva una dieta equilibrada y aún se siente deprimido, es posible que tenga una deficiencia de magnesio. Las investigaciones muestran que las personas con deficiencia de magnesio trabajan más para completar la misma cantidad de tareas. El requerimiento diario para las mujeres es de 300 miligramos y para los hombres de 350 miligramos. Come cereales integrales, pescado y un puñado de almendras o avellanas todos los días.

¡Bebamos más agua!

A veces nos sentimos cansados ​​simplemente porque no estamos bebimos lo suficiente. El tratamiento es muy sencillo: sírvete un vaso de agua fría. Esto es especialmente importante después de un esfuerzo físico, ya que ocurre cuando nuestro cuerpo anhela agua. Por otro lado, el alcohol deshidrata el organismo, así que elige bebidas sin alcohol incluso en tu compañía.

READ  Los efectos positivos de los besos - Delight

¡Vamos a bailar!

¡No importa el estilo, la música, si estás con amigos o solo! Podemos salir con nuestros amigos, organizar una fiesta en casa, si no queremos agitarnos delante de los demás, grabar nuestro disco favorito e imaginar que volvemos a ser adolescentes. ¡Lo principal es divertirse!

¡Masajeemos nuestros riñones!

El sedentarismo también nos priva del resto de nuestra energía: encorvarnos, cruzar las piernas, una mala postura y un diafragma comprimido pueden contribuir a la falta de energía. Si no tienes tiempo para salir a caminar, intenta deshacerte del cansancio con el antiguo método de la medicina china. Coloque las manos en la zona lumbar a cada lado de la columna y masajee bien la zona de los riñones. Mientras tanto, presta atención a tu respiración y respira profunda y tranquilamente desde tu estómago. Por último, masajear los laterales de la columna con las partes óseas de nuestros puños para activar esta zona.

Imagen: Promedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio