Tele Orihuela

Bienvenidos a Spain News Today. Noticias en español redactadas en España para la actualidad diaria en españa.

¿Qué hay en el caldero más infernal del sistema solar?

Donde podamos celebrar nuestro cumpleaños todos los días y medio

Después de miles de años de observaciones a simple vista, y luego cientos de años de observaciones con telescopios que no revelaron los detalles verdaderos, cuando vimos imágenes de la primera nave espacial en la década de 1970, lo más impactante fue que la apariencia de Mercurio era engañosa. Similar a la luna de la Tierra. Con un diámetro de 4.879 kilómetros, también está más cerca de nuestro fiel compañero en términos del tamaño del planeta más pequeño del Sistema Solar.

Mercurio es el planeta más cercano al sol.Fuente: NASA, JHUAPL, Carnagie

La superficie de un planeta más pequeño que la mitad de nuestro planeta de origen está cubierta de cicatrices cósmicas causadas por intensas colisiones de asteroides y meteoritos en las primeras etapas de la vida del sistema solar.

Entre estos, el fenómeno de impacto que formó la Cuenca Caloris fue extremadamente devastador

Las ondas que se extienden desde el cráter gigante de 1.300 kilómetros de diámetro hasta la superficie del planeta sólido y se encuentran en puntos opuestos del cuerpo celeste, crearon formas superficiales caóticas.

Lado soleado de Mercury en Messenger. La superficie del planeta salpicada por cráteres de impacto es muy similar a la superficie de la luna.Fuente: NASA / JPL-Caltech

Mercurio cierra sus círculos más cercanos a nuestra estrella central, provocando un infierno de casi medio mil +430 grados Celsius en su lado soleado y una caída de temperatura de casi -170 grados en su lado sombreado. Su rotación alrededor de su eje es muy lenta, gira alrededor del sol dos veces en tres revoluciones.

Por lo tanto, según el tiempo allí, un año de Mercurio dura solo un día y medio más que Mercurio.

Si hubiera seres vivos significativos en la superficie, de hecho, ningún ser primitivo podría seguir viviendo, celebrarían sus cumpleaños todos los días y medio. A diferencia de nuestra luna, no podían ver un anfitrión sobre su cielo.

Es visible a simple vista, pero sigue siendo difícil de ver.

Según la investigación astronómica, uno de los astrónomos más influyentes de todos los tiempos, el fundador de la cosmovisión heliocéntrica, Nicolás Copérnico (1473-1543), nunca ha visto a Mercurio. No solo con binoculares, solo se creó décadas después y luego se usó con fines astronómicos, pero no a simple vista.

Nicolás Copérnico sentó las bases de la cosmovisión heliocéntricaFuente: Wikimedia Commons

La explicación de esto es que el planeta solo se puede ver después del atardecer y antes del amanecer, pero por muy poco tiempo debido a su proximidad a nuestro cuerpo celeste central. Su brillo también está muy por detrás del de Venus, conocido coloquialmente como la estrella de la mañana. Encontrarlo no es tarea fácil, siempre es posible verlo cerca del horizonte.

La imagen muestra la pareja de Venus y Mercurio sobre la silueta de Sumlo.Fuente: Tamas Ladani

Parece una estrella brillante a simple vista; Cuando se examina con telescopios astronómicos, su pequeño disco muestra fases similares a la Luna, así como a Venus y Marte.

Este tipo de “exilio” también es genial en eso

Aparentemente, se han publicado en húngaro libros científicos independientes sobre los cuerpos celestes dominantes del sistema solar interior, el propio Sol, Venus, la Tierra, la Luna y Marte, pero no se han publicado publicaciones sobre Mercurio.

En la superficie de Mercurio reinan condiciones infernalesFuente: NASA / JPL-Caltech

Su atmósfera también es muy delgada y volátil con una presión de solo 10-14 atm (!) En comparación con la atmósfera de la Tierra 1; En términos de composición química, está compuesto principalmente por oxígeno, sodio e hidrógeno.

Fragmentos de mercurio en el suelo

Además de los meteoritos lunares y marcianos, hay otro planeta rocoso del que se supone que nos llega un mensajero celestial, a saber, de Mercurio. El espécimen verdoso ya le parecía interesante al explorador nómada. De los 345 gramos del noroeste de África (NWA) 7.325 encontrados en el Sahara en 2013, las mediciones de laboratorio posteriores, en comparación con las de la nave espacial MESSENGER, descubrieron que probablemente llegó a nosotros desde el planeta más interno.

Meteorito 7325 del noroeste de África (NWA) de MercurioFuente: Wikimedia Commons

Es una formación muy antigua, que se remonta al período posterior a la formación del planeta. Fue explotado por el impacto masivo que también “despegó” la corteza del planeta, arrancando gran parte de su manto.

Esta es también la razón de la mayor densidad del planeta después de la Tierra, que es de 5,43 g / cm3: solo queda su núcleo de hierro.

Una cantidad muy pequeña de escombros voladores aterrizó en el norte de África después de un largo viaje y luego se realizó en los laboratorios de los institutos de investigación y en las vitrinas bellamente iluminadas de los coleccionistas de meteoritos.

La imagen muestra el cráter de Mercury Basho con una “corona” oscura que se puede observar a su alrededor. Este último consiste en material poco reflectante que emergió de la parte más interna de la corteza del planeta en el momento de su formación.Forrás: NASA / Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins / Institución Carnegie de Washington

Como innumerables otras “piedras celestiales”, este meteorito contiene los llamados pares (como NWA 8409) que surgieron de la misma caída, solo se encuentran en el tiempo y el espacio, en otras épocas y en otros lugares, pero estudios posteriores han establecido su También se han detectado NWA 7325 y 8409 del mismo origen.

El asedio de la nave espacial Mercury ha continuado desde la década de 1970.

La nave espacial Mercury ha sido probada dos veces hasta ahora y actualmente se dirige hacia ella. De los planetas de nuestro sistema solar en el sitio

Mercurio es uno de los planetas menos estudiados.

A este respecto, solo está precedido por los dos gigantes gaseosos más distantes, Urano y Neptuno. El comienzo de la investigación de la sonda espacial Mercury fue el Mariner-10, que se lanzó en 1973 durante el período de la carrera espacial soviético-estadounidense.

Nave espacial Mariner-10.Fuente: Wkimedia Commons / NASA

Curiosamente, aunque los rusos realizaron expediciones muy exitosas a Venus, no se atrevieron a ir a Mercurio. El Mariner-10 también pasó por alto a nuestro vecino “cercano” y obtuvo la lente, pero el objetivo real era el planeta más interno.

La coexistencia de Venus, Mercurio y JúpiterFuente: NASA.

Usando la maniobra de oscilación de la fuerza gravitacional del Morning Star, voló hacia Mercurio y tomó con éxito cientos de miles de kilómetros de vuelo espacial. Mientras estaba en órbita alrededor del Sol, realizó una maniobra de orbe volador cuatro veces en 1974-1975. Además de sus estudios científicos, pintó casi la mitad del planeta utilizando sus fotografías.

Detalle de la superficie de mercurioFuente: NASA, JHUAPL

Fuera de funcionamiento, es probable que continúe orbitando el Sol incluso hoy. El siguiente visitante fue la sonda espacial MESSENGER (derivada del acrónimo “MErcury Surface, Space ENvironment, GEochemistry and Ranging”).

Después de ajustar su órbita alrededor del sol en 2011, se convirtió en un satélite del planeta.

Además de su programa de investigación (y el resultado más emocionante fueron las moléculas de agua en su atmósfera superior), esto ya ha obtenido imágenes de casi toda la superficie de Mercurio.

Nave espacial MESSENGER acercándose a Mercurio (dibujo artístico)Fuente: Wkimedia Commons / Hurricane Devon

Ya en 2015, realizó “Half Dead” con un impacto directo en la superficie de Mercury. De camino a su destino. De hecho, es una luna doble cuyos miembros, el planeta europeo en órbita Mercurio, MPO, y el Mercury Magnetospheric Orbiter, MMO, orbitan Mercurio a diferentes altitudes sobre la superficie y realizan sus investigaciones en consecuencia.

Tomando la nave espacial BepiColombo desde Mercurio el 1 de octubre de 2021Fuente: ESA / JAXA

Sin embargo, es lamentable que, a pesar de los deseos de la comunidad científica, la unidad de aterrizaje originalmente planeada finalmente no encajara en el presupuesto del programa.

Nombres húngaros en Mercurio

En los últimos años, además del tránsito de Venus, hemos visto repetidamente desde Hungría el asombroso fenómeno natural de Mercurio moviéndose frente al disco del Sol: mientras observábamos vimos la silueta negra del planeta interior como un punto de paso en primer plano. de nuestra estrella central. Al mismo tiempo, este no es el único punto de nuestra amistad con el planeta.

Mercurio transita antes del reloj de solFuente: NASA / JPL-Caltech

Siempre hablamos de aspectos galácticos donde y cuando aparezcan. Sin embargo, esta es sin duda el área en la que no asumiríamos algo así desde el principio. Aunque suene extraño, Mercury tiene una conexión con Hungría. En su superficie, el cráter de impacto ha sido nombrado por la Unión Astronómica Internacional como cráteres Bartok, Jokai, Lyst y Petofi.

READ  Samsung avanza hacia el almacenamiento de datos en la región