Tele Orihuela

Bienvenidos a Spain News Today. Noticias en español redactadas en España para la actualidad diaria en españa.

Presta atención a esto si no quieres pasar por el quirófano.

Las quejas hemorrágicas causadas por un levantamiento repentino, tos prolongada, fatiga y parto deben tratarse de manera oportuna. En la etapa inicial, pueden ayudar las prácticas caseras, un baño sedentario y medicamentos tópicos antiinflamatorios, analgésicos y para la flebitis. El ablandamiento de las heces se puede realizar por vía médica o mediante prácticas alimentarias, y las hemorroides se pueden evitar con una técnica de evacuación intestinal adecuada. Si surge un problema más grave, es posible que no siempre se evite la cirugía, pero esto generalmente ocurre solo si las quejas hemorrágicas se acompañan de sangrado persistente y dolor intenso.


En general, los nódulos hemorrágicos externos generalmente requieren cirugía inmediata solo cuando se ha producido un coágulo de sangre. Las hemorroides internas que se han «deslizado» fuera del ano pueden inicialmente retroceder espontáneamente o ser reemplazadas con la mano. Los medicamentos y los cambios en el estilo de vida también pueden mejorar la afección, pero a menudo es un proceso largo y no una solución al 100 por ciento, por lo que la mayoría de las veces el problema se trata quirúrgicamente. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la extirpación quirúrgica de las hemorroides suele ser la última opción que recomendará su médico.

metodos quirurgicos

La solución más común es la escleroterapia inyectable: básicamente consiste en inyectar una solución que causa cicatrices para bloquear la circulación sanguínea de la hemorroide, lo que eventualmente conduce a la muerte del tejido, eliminando así las molestas hemorroides. Otro método comúnmente utilizado es el anillo de goma, que está diseñado para evitar que la sangre llegue a la hemorroide mediante un «anillo de fijación» colocado sobre los vasos de entrada y salida. Esta solución se usa con mayor frecuencia para las hemorroides de tercera y cuarta etapa más graves. Si hay varios nódulos hemorroidales, generalmente se recomienda tomar un descanso de 2-4 semanas entre su desaparición.

READ  ¿Usted conduce un coche? Entonces puedes viajar gratis los jueves

Presta atención a esto si no quieres caer bajo el cuchillo 1

Asegúrese de consultar a su médico sobre una posible cirugía.

Las hemorroides también se pueden tratar con criocirugía, rayos infrarrojos y láser. Este último también se utiliza como agente auxiliar de resonancia. La esencia de estos procesos es que destruyen los tejidos debido al calor, neutralizando así la problemática olla de oro. La única desventaja de este método es que solo puede ser realizado por médicos experimentados porque puede causar muertes de tejidos inesperadamente grandes.

La extirpación quirúrgica de los nódulos hemorrágicos internos por el método tradicional es a menudo inevitable. Esto incluye atar los vasos sanguíneos hacia y desde el drenaje, eliminar el nódulo agrandado y permitir que las hemorroides se curen sin que se estrechen. En presencia de inflamación extensa, se prefiere la cirugía abierta. Eventualmente, puede ocurrir una incisión circular de 2-3 cm de ancho en la pared rectal, lo que conduce a la retracción de la hemorroide caída. Aunque estas cirugías generalmente se realizan en un entorno quirúrgico de un día, aún se requieren exámenes médicos regulares para identificar cualquier complicación quirúrgica de manera oportuna.

Así es como lo evitas

El desarrollo de hemorroides se puede evitar con cierta precaución. El ejercicio regular es importante, como caminar media hora al día. Pero incluso la gimnasia en casa puede hacer mucho para mejorar la postura, especialmente si una persona realiza un trabajo sedentario. También debes prestar atención a las evacuaciones intestinales adecuadas, lo que significa que debes ir al baño cuando la naturaleza lo requiera, por lo que no debes reprimirte en nada y no se recomienda forzar tu estómago. También es un consejo general no sentarse durante períodos prolongados sobre superficies frías o duras. También evite alimentos y bebidas con alto contenido de azúcar o carbohidratos. Aunque a muchas personas les resulta difícil resistirse a los refrescos de cola y al chocolate, es necesario prestar atención a esto porque el estreñimiento también puede provocar vetas doradas.

Presta atención a esto si no quieres caer bajo el cuchillo 2

El ejercicio regular puede prevenir las hemorroides.

READ  Índice - Ciencia - Las especies marinas migran a aguas más profundas y frías debido al aumento de la temperatura del agua del mar

En general, también es cierto para las hemorroides que todo está determinado en la cabeza, por lo que con un poco de conciencia, una nutrición adecuada y ejercicio regular, se pueden evitar las hemorroides. Y aunque no todo el mundo puede cambiar sus condiciones de trabajo, deberíamos intentar utilizar la mayor cantidad de prácticas y trucos posibles para compensar los efectos negativos sobre nosotros. ¡Porque la salud no es un juego!

anuncio

Los primeros síntomas de las hemorroides incluyen dolor al defecar, picazón en el recto y sangrado. Es importante reconocer los síntomas lo antes posible y comenzar a tratarlos para evitar que empeoren. Disponible sin receta Proktis-M Combinando los efectos beneficiosos del ácido hialurónico y las hierbas, alivia las molestias alrededor del ano. Dependiendo de los síntomas, los supositorios y la pomada se pueden usar juntos.

Presta atención a esto si no quieres caer bajo el cuchillo 3

La asistencia médica está disponible en las farmacias.

Lea las instrucciones de uso o pregunte a su médico sobre los riesgos.