Nuestros alimentos beneficiosos y perjudiciales para los riñones – Nők Lapja

También conviene prestar atención a los riñones, porque si están dañados no pueden repararse y, a diferencia de otros tejidos, no pueden regenerarse.

Controlamos nuestra presión arterial y nuestra digestión a diario y, a veces, nos viene a la mente la función hepática. Pero seamos honestos: ¿cuándo fue la última vez que pensamos en nuestra universidad?

A menos que estemos ante algún problema de salud, no se nos viene a la cabeza el funcionamiento ideal del riñón. Sin embargo, es imposible vivir sin este órgano, por eso es mejor cuidarlo. Los riñones también agradecerán los cuidados.

¿Qué hacen los riñones?

Los riñones son responsables de regular el equilibrio hídrico del cuerpo. Ayuda al cuerpo a retener suficiente agua para realizar sus funciones, mientras que el exceso de agua se elimina al orinar. Por tanto, la principal tarea de los riñones es filtrar desechos y toxinas.

Si funciona bien, no hay necesidad de ningún método sofisticado de desintoxicación.

Nuestros riñones trabajan duro todos los días para lograr un equilibrio armonioso de líquidos, minerales y sales en el cuerpo.

La unidad básica del riñón es la nefrona, que es un filtro especial que ayuda a eliminar el exceso de sustancias de la sangre. Casi todas las universidades. Un millón de nefronas se aseguran de que todos los nutrientes que necesitamos regresen a la sangre y el exceso se excrete en forma de orina.

Seguir una dieta adecuada para los riñones reduce el riesgo de insuficiencia renal (Foto: Getty Images)

El trabajo no termina aquí, ya que los riñones también participan en la producción de dos hormonas, una de las cuales ayuda a regular los glóbulos rojos, mientras que la otra hormona es la forma activa de la vitamina D y ayuda a regular el calcio, es decir, es responsable de los huesos. . salud.

La insuficiencia renal crónica es una enfermedad maligna.

Puede permanecer asintomático durante mucho tiempo, por lo que no se detecta a tiempo la insuficiencia renal crónica, lo que supone un daño irreversible a la función renal. En este caso, la función de filtrado normal del órgano se invierte y los productos de desecho excretados por los riñones se acumulan en la sangre, provocando daños permanentes a muchos órganos.

READ  Bibliografía - Ciencias Técnicas - Tamizaje cardiológico realizado con carrito de compras

Entre las condiciones que más a menudo conducen al desarrollo de la enfermedad, los expertos suelen señalar la diabetes y la hipertensión arterial, que desempeñan un papel importante en el desarrollo de muchas otras enfermedades.

¡No esperes a que aparezca el problema!

Como todos nuestros órganos, nuestros riñones se ven muy afectados por lo que comemos y bebemos. Por supuesto, incluso sin enfermedad renal, vale la pena cuidar su dieta, pero no es necesario pensar inmediatamente en bebidas milagrosas.

La buena noticia es que esos alimentos ricos en nutrientes que el cuerpo agradece también son muy adecuados para nuestros riñones.

Es importante hacer hincapié en el consumo de azúcar, porque la diabetes, como comentábamos, es la principal causa de insuficiencia renal. Además, la hidratación es una necesidad imprescindible, especialmente en los meses cálidos. Con cada vaso de agua, piensa ya en prevenir los cálculos renales.

Los mejores alimentos para la salud renal

Por su compleja estructura colega No se puede regenerar fácilmente y no existe evidencia científica de que una dieta equilibrada pueda revertir la insuficiencia renal.

Pero cuanto más beneficiosa sea nuestra dieta para los riñones, más reduciremos el riesgo de desarrollar la enfermedad. ¡Así que veamos cuáles son los mejores alimentos para nuestros riñones!

1. Uvas rojas

Las uvas rojas son ricas en flavonoides y resveratrol, que pueden retardar el envejecimiento. Las nefronas se pierden con el envejecimiento, por lo que los alimentos que ralentizan el proceso definitivamente tienen un buen efecto sobre los riñones.

2. bayas

Siguiendo con las frutas, la variedad de frutos rojos siempre es una buena opción, pero nuestros riñones estarían más agradecidos si comiéramos más de las siguientes frutas: fresas, frambuesas, arándanos y moras, todas ellas ricas en antioxidantes. Este antioxidante ayuda a proteger los riñones de la inflamación y el estrés.

3. Verduras de hojas verdes oscuras

Las verduras de hojas verdes oscuras, como el brócoli, el repollo, la lechuga y las espinacas, son verdaderos superalimentos: tienen un alto contenido de antioxidantes, vitaminas C, E y K, calcio, magnesio, potasio y hierro, y son excelentes agentes antiinflamatorios. Por eso se recomienda consumirlo principalmente para mantener la salud renal.

READ  Index - Tech-Science - Los biólogos dicen que las redes sociales son peligrosas para la humanidad

4. Tofu

Aunque comer carne tiene beneficios, su alto contenido de ácido hace que los riñones trabajen más. También vale la pena incluir en la dieta una fuente de proteínas de origen vegetal, un buen ejemplo de ello es el tofu.

A diferencia de la proteína animal, la proteína vegetal mejora el valor del pH del cuerpo.

Si no tienes problema, no tienes por qué renunciar a la carne por completo, pero puede ser una buena opción sustituir la carne por tofu una vez a la semana.

5. salmón

Ocupa un lugar destacado en casi todas las listas de nutrición positiva y los riñones no son diferentes. Los ácidos grasos omega-3 que se encuentran en el pescado azul, como el salmón, también pueden ayudar a reducir la inflamación, que puede afectar directamente la función renal. También es una excelente fuente de vitamina D.

Además de lo anterior, las semillas de lino, el ajo, el aguacate, las manzanas, las claras de huevo, las lentejas y los calabacines son alimentos especialmente beneficiosos para los riñones.

Dieta amigable para los riñones

Ningún otro miembro es fanático de los alimentos que ‘matan los riñones’ (Foto: Getty Images)

Los alimentos que son más perjudiciales para nuestros riñones

Por último, está la lista de culpables, que todos los nefrólogos agitan ante nuestras narices para que ni se nos ocurra ingerir estos alimentos.

1. Refrescos y azucarados

Es la estrella absoluta de la lista de bebidas no admitidas y probablemente no sea necesario explicar por qué. Además de contener una gran cantidad de azúcar, también tiene un alto contenido en fósforo. El fósforo es un mineral necesario para tener huesos fuertes y el exceso se elimina de los alimentos a través de los riñones. Sin embargo, el fósforo artificial que se encuentra en los refrescos de color oscuro es muy perjudicial para los riñones.

READ  Índice - Ciencia - Los arqueólogos pudieron encontrar un cementerio que data de la época de la ocupación húngara

2. picado

Uno de los alimentos definitorios de nuestra infancia fueron los tesoros de la charcutería, pero es mejor dejarlos de lado. Las carnes procesadas pueden contener grandes cantidades de nitrato de sodio, que se ha relacionado con el cáncer. En su lugar, asa el pollo o intenta comprar carne libre de nitritos o nitratos.

3. Platos preparados congelados

No es casualidad que haya tantas personas enfermas entre los estadounidenses, porque entre ellos les gustan mucho las comidas preparadas. Simplemente saque su pizza o mortadela congelada del refrigerador y la cena estará lista en 2 minutos en el microondas. Sin embargo, suelen ser alimentos ultraprocesados ​​y muy ricos en azúcar y sal. Es casi seguro que nuestros riñones llevarían la marca de prohibición, por lo que los evitamos desde lejos.

4. comida rápida

Lamentablemente, gracias a los potenciadores del sabor, no podemos renunciar a la comida rápida, aunque contenga muchas grasas saturadas, azúcar, sal y calorías. Sin embargo, en términos de contenido nutricional, apenas cumplen con el mínimo. Parece una solución cómoda, al igual que las comidas congeladas, pero pensemos en nuestros riñones, que apreciarán los hidratos de carbono complejos, las proteínas magras, las verduras y las frutas.

5. mayonesa

Incluso una cucharada contiene una gran cantidad de calorías y grasas saturadas, pero quienes lean esta lista tendrán un problema especial si untan mayonesa en su sándwich de desayuno. Las versiones sin grasa o bajas en calorías tampoco son una buena solución, ya que suelen contener un mayor porcentaje de sal y azúcar, sin olvidar otros aditivos. El yogur griego puede ser un sustituto ideal.

Sigue siendo beneficioso procesar quesos a granel con moderación debido a su alto procesamiento, y a los riñones no les gustará demasiada carne.

Lo más importante es esforzarse por llevar una dieta equilibrada que mantenga bajo control el nivel de azúcar en sangre y la presión arterial. ¡Aquellos que no beben suficiente agua deben descargar la aplicación de control de consumo de inmediato!

Una conmovedora historia de vida sobre la época en la que un trasplante de riñón salvó algo más que una vida.

Imagen destacada: Getty Images

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio