Los españoles también hicieron lo necesario con su segundo equipo, ganando y eliminando a Albania

España ganó la fase de grupos del Campeonato de Europa de fútbol con un 100 por ciento de éxito, sin encajar un solo gol. Ganó su tercer partido contra Albania por 1-0 en el segundo grupo. Los albaneses quedaron en último y cuarto lugar y quedaron eliminados del torneo.

En el Grupo AB, la fórmula era sencilla antes de la última ronda, ya que España, que consiguió dos victorias y derrotó a croatas e italianos, ya se había clasificado como líder del grupo, mientras que Albania realmente necesitaba los tres puntos para llegar al top 16, porque perdió ante los italianos y sólo anotó un punto en el empate con los croatas.

Los españoles, al darse cuenta del avance, desactivaron por completo a su equipo, respecto al partido contra Italia, el once inicial cambió diez posiciones. Muchos nombres importantes se han quedado fuera, pero según los albaneses España es tan fuerte que para ellos es imposible hablar de un equipo B, la alineación diferente no facilita su tarea.

España no empezó el partido como quería y rápidamente presionó a los albaneses, que esta vez también intentaron adoptar una defensa fuerte y un contraataque rápido. La primera gran ocasión fue para los españoles, en el minuto 12 Jesús Navas corrió por la banda derecha y Merino cabeceó con mucha fuerza ante la portería. El portero Strakosha apenas pudo defenderse y el rebote fue despejado por uno de los otros defensores.

Ferran Torres marcó el único gol de la selección albano-española – Foto: Ina Fassbender / AFP

Un minuto más tarde la defensa albanesa se volvió más vulnerable. En mitad del área, Olmo recibió un bonito pase y enseguida pasó el balón por detrás de la defensa. Ferran Torres entró por la derecha y realizó una buena jugada, cruzó el balón y pegó en el palo para marcar el gol. (0-1). Incluso después del gol, España jugó al fútbol con gran ilusión y no dejó escapar a los albaneses. Sin embargo, los pocos disparos que realizaron no amenazaron la portería.

Albania ni siquiera pudo decir eso por sí misma, y ​​el equipo de Bajrami estuvo mucho tiempo sin disparar a puerta, con contraataques esporádicos que apenas lograron llegar a los octavos de final. Al mismo tiempo, los ataques españoles bien diseñados llegaron a tiempo, logrando dos paradas impresionantes y desesperadas. Por momentos, era como si estuvieran en un partido de celebración, pasando balones mediante tiros de esquina y cambios laterales hacia posiciones preparadas. Al final de la primera parte, los albaneses también brillaron y Aslani disparó una bomba desde 20 metros de distancia que alcanzó al portero Raya.

Al inicio de la segunda parte, los españoles impusieron el control y no habían pasado ni dos minutos cuando Joselu envió un centro a portería con una acción acrobática. Los albaneses corrieron más riesgos en la construcción del ataque y en el minuto 50 se acercaron al 16 español. Sin embargo, su introducción se completó y Olmo ya había comenzado. Después de ver a la portera Strakosha parada afuera, intentó llevarla a la portería desde lejos, pero su intento falló.

Después de 15 minutos, Albania reforzó su defensa, lo que le permitió repeler los ataques de los españoles. En el minuto 64, tras un rápido tiro libre albanés, Bruja, que entró como suplente, mandó directo a la portería desde corta distancia y Raya realizó una magnífica parada. Los albaneses olieron sangre, subieron a un nivel superior y sitiaron Olmo. El juego se volvió más abierto, las posesiones y los contraataques se entrelazaron. En el minuto 77, Aslani estaba en posición de disparar, pero su intento salió desviado y a los albaneses se les acababa el tiempo. Todavía pudieron impulsar algunas oleadas, pero les faltaba un acabado preciso.

90+2. En el segundo minuto casi empatan. Un tiro libre llegó delante de la portería española y, tras una confusión, Broja disparó en la cara desde ocho metros. Por supuesto, Reia seguía abierta. Este fue el último momento importante del partido, ya que los españoles mantuvieron su ventaja de un gol.

READ  No es carrera, no es Fórmula Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio