La joven selección húngara finalizó el Campeonato de Europa masculino de waterpolo con el cuarto puesto

El equipo húngaro de waterpolo masculino perdió 12-7 ante el equipo italiano en el partido por la medalla de bronce en Zagreb el martes, terminando cuarto en el Campeonato Europeo en Croacia.


El equipo húngaro, campeón del mundo y, por tanto, de la cuota olímpica, contaba principalmente con jóvenes talentos en la competición continental, por lo que fue una sorpresa que llegara directamente a los cuartos de final como líder de grupo, mientras los campeones olímpicos se despedían de los serbios. cinco metros más adelante. En semifinales, en una «revancha» de la final de 2022 en Split, no lograron un nuevo éxito ante los anfitriones croatas e italianos, que perdieron por 10-5 en la fase de grupos. Ambos oponentes salieron victoriosos conduciendo hasta el final.

Vince Vijvari (B) también anotó grandes goles en el partido por la medalla de bronce.Fuente: MTI/Tibor Ellis

Los húngaros, que ganaron la plata en el último Campeonato de Europa, cayeron por segunda vez en su séptimo partido por la medalla de bronce, la última vez que sucedió en Zagreb hace 12 años.


La final croata-española que comenzará a las 20.15 horas en la piscina de Mladost determinará no sólo la medalla de oro, sino también la cuota olímpica de París.

Por el tercer lugar:
Italia-Hungría 12-7 (4-1, 4-2, 2-1, 2-3)
Goleadores: Echenique, Fondelli 3-3, Canela 2, Di Somma, Renzotto Iudis, Preciotti, Villoto 1-1 y Vigvarri VI. 3, Tatrai 2, Bourian, Naji A. 1-1

Esta vez, el capitán de la selección nacional, Zsolt Varga, dejó a Gerjo Fickett fuera del equipo de 15 jugadores por enfermedad, junto con Zsombor Zigalmi, por lo que Erik Molnar regresó al equipo.

READ  Índice - Deportes - El campeón olímpico fracasa en Budapest y los suecos acaban en la Eurocopa


Los italianos se tomaron este partido mucho más en serio que el partido de la fase de grupos del pasado lunes, trayendo el balón tras la natación y abriendo la portería de Giapgas con su primer ataque y, además, aprovechando inmediatamente la ventaja del primer hombre, es decir, rápidamente tomando dos goles. ventaja de gol. .

Zsolt Varga no lo tuvo fácil en el último partido de la EurocopaFuente: MTI/Tibor Ellis

Mientras tanto, los húngaros tuvieron tres oportunidades en vano, pero no pudieron anotar en ninguna de ellas, y Vince Vigvary anotó maravillosamente el cuarto gol. Sin embargo, De Somma, que estuvo descansado en el primer partido, respondió y luego con otro gol italiano con una pierna superior, la diferencia húngara aumentó a tres goles por primera vez.

El segundo cuarto comenzó de forma muy parecida al primero: Echenek disparó desde la derecha al córner, e inmediatamente siguió otro gol, con el que el marcador se ponía 6-1 en apenas nueve minutos. Entonces Vince Vigvarry volvió a brillar: Luego Banyai, que sustituyó a Giapgast, también hizo una fantástica parada contra uno de los jugadores. Luego, la «telaraña» de Tátrai en la esquina superior izquierda desde la distancia. En el nuevo foro húngaro, Zsolt Varga pidió algo de tiempo, porque había un rayo de esperanza de que el enfrentamiento se acercaba.

David Tatrai (D) marcó dos goles contra los italianosFuente: MTI/Tibor Ellis

Sin embargo, el disparo de Vince Vijvari fue bloqueado por Del Luongo, ya que el argentino Echenique resultó insostenible, y el gol de Veloti antes del descanso restableció la ventaja de cinco goles.

READ  Inicio - Deporte - Katinka Hoszu: En el deporte, los intereses individuales se anteponen a los profesionales


Tras el cambio de tiempo, esta vez consiguieron frenar el primer ataque italiano, pero el primer gol de la parte fue para los italianos con un bombazo de Canela, que rebotó en el larguero y entró en la portería húngara. Aunque Bourjan estuvo entre los goleadores, la ventaja no se amplió gracias a las paradas de Baniyai. Hasta que los italianos ganaron esos ocho minutos con un gol de Fondelli desde cinco metros.

Mark Bagnai (gorra roja) contribuyó al cuarto puesto de la selección húngara con importantes paradasFuente: MTI/Tibor Ellis

El cuarto y último cuarto comenzó también con dos goles italianos. Debido a una ola de enfermedad, los húngaros, que habían parecido débiles durante todo el partido, ya habían perdido la fe y el entusiasmo, y sólo Vince Vijvary y Tatrai se atrevieron a intentarlo, pero también dispararon con poca eficacia: el primero, En todo caso. Marcó por tercera vez, por lo que no hubo posibilidad de recuperar el marcador. Los dos últimos goles del partido los marcaron Tatrai y Adam Nagy, por lo que el inexperto y reserva húngaro acabó perdiendo por 12-7.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio