Tele Orihuela

Bienvenidos a Spain News Today. Noticias en español redactadas en España para la actualidad diaria en españa.

La enfermedad que acompaña al entumecimiento y al dolor de cabeza puede provocar la formación de coágulos de sangre: 3 enfermedades graves de la sangre

A menudo ocurren casos graves y peligrosos de hematología. Dra. Agnes KarpatiLos Centro de Accidentes Cerebrovasculares y Hematología Su oncólogo le habló de ellos y le mostró algunos ejemplos.

Vale la pena prestar atención a estas enfermedades, porque el diagnóstico y el examen tempranos pueden prevenir muchos problemas.

Enfermedades graves de la sangre

El Dr. Agnes Carpati.

policitemia verdadera

Una de esas condiciones es la policitemia vera, un tipo de enfermedad de las células madre de la sangre. En este caso, la médula ósea produce demasiados glóbulos rojos, por lo que la sangre se vuelve más espesa, lo que aumenta en gran medida la posibilidad de que se formen coágulos de sangre.

Foto: Seksan Mongkhonkhamsao / Getty Images Hungría

La condición puede ser asintomática, pero si hay quejas, generalmente se tiñe de sangre y mucosas, mareos, dolor de cabeza, picazón, dolor ardiente, entumecimiento y, a veces, gota.

A menudo, el problema se descubre durante un análisis de sangre por otro motivo. Sin embargo, el diagnóstico temprano es muy importante, porque sin tratamiento, la policitemia vera puede provocar coágulos de sangre, lo que puede provocar condiciones potencialmente mortales.

La atención médica adecuada alivia los síntomas de la enfermedad y previene sus complicaciones, que generalmente incluyen coágulos de sangre, agrandamiento del bazo e infecciones. Las complicaciones adicionales pueden incluir úlceras que se forman en el intestino, recuento alto de glóbulos blancos, recuento alto de plaquetas y una mayor tendencia a formar coágulos de sangre debido a una variación genética particular.

Se requiere un análisis de sangre para el diagnóstico. Comprueban si los niveles de hemoglobina y hematocrito han aumentado y si hay más glóbulos rojos, plaquetas y glóbulos blancos. Además, una prueba especial de biología molecular que se puede realizar a partir de sangre periférica, así como una biopsia de médula ósea y una ecografía abdominal para determinar el tamaño del bazo, juegan un papel importante.

Hay varias opciones para tratar la policitemia vera. Esto podría ser reducir la cantidad de glóbulos rojos mediante medicamentos o transfusiones, hasta la posibilidad de una terapia farmacológica dirigida para una diversidad genética particular o prevenir la formación de coágulos de sangre.

mielofibrosis

La mielofibrosis (fibrosis de la médula ósea) también es un tipo de enfermedad de las células madre de la sangre. Inicialmente, puede asociarse con un recuento elevado de glóbulos blancos y plaquetas y, a medida que la enfermedad avanza, la anemia puede asociarse con un recuento bajo de glóbulos blancos y plaquetas.

Médula ósea significa médula ósea y fibrosis se refiere a la formación de tejido cicatricial. Luego, se acumula tejido cicatricial dentro de la médula ósea y las células sanguíneas no pueden desarrollarse adecuadamente. La leucemia aguda también puede ocurrir como una complicación.

En las personas con mielofibrosis (fibrosis de la médula ósea), la médula ósea inicialmente está hiperactiva, luego se acumula tejido cicatricial y se produce fibrosis. Debido a esto, las células sanguíneas no se forman correctamente y la médula ósea produce gradualmente menos células sanguíneas.

GettyImages-1196203326

Foto: Sanjeri/Getty Images Hungría

A medida que disminuye la cantidad de células sanguíneas nuevas en la médula ósea, los islotes hematopoyéticos embrionariamente activos en el hígado y el bazo se activan y tratan de producir más células sanguíneas, razón por la cual el bazo y el hígado aumentan de tamaño.

La mielofibrosis (fibrosis de la médula ósea) generalmente se desarrolla lentamente y no causa síntomas al principio. Incluso más tarde, provoca molestias generales, como fatiga, dolor abdominal, calor o fiebre y pérdida del apetito. La mayoría de las personas consultan a un médico cuando aparecen dolor en los huesos, sangrado y hematomas.

READ  Pulpo en el intestino: también puede indicar cáncer de colon y cáncer colorrectal

Durante el diagnóstico se controlan hemogramas, análisis de sangre, glóbulos blancos, plaquetas y hemoglobina, además de pruebas de imagen como ecografía abdominal, tomografía computarizada o resonancia magnética y biopsia de médula ósea.

El tratamiento es subjetivo ya que depende de la gravedad de la afección. Es posible que solo se necesite un control regular y, en casos más graves, un inhibidor de JAK-2, aspirina, quimioterapia, trasplante de células madre o incluso una transfusión de sangre, destaca el Dr. Agnes Carpati, MD, oncóloga del Centro de Trombosis y Hematología.

El artículo continúa después de la recomendación.

Trombocitosis esencial

La trombocitemia esencial es una enfermedad de la sangre en la que se forman demasiadas plaquetas, porque los llamados megacariocitos comienzan a dividirse sin control.

Entonces, en lugar de un recuento normal de plaquetas de 150-400 g por litro, el laboratorio muestra un valor de 600 g por litro o más. Al principio, es difícil notar la condición debido a la falta de síntomas, pero es importante tratarla, porque entonces la posibilidad de sangrado no solo aumenta, sino que también aumenta significativamente.

Es importante separarlo de otras condiciones con recuento elevado de plaquetas, porque aquellos con trombocitemia esencial también deben recibir profilaxis debido a la alteración de la coagulación.

Es importante utilizar agentes antiplaquetarios como la aspirina, así como terapias que reduzcan el recuento de plaquetas. En casos raros, puede desarrollar leucemia. Los posibles síntomas son dolor de cabeza, pérdida temporal de la visión, hormigueo en las extremidades, sangrado y quejas de coágulos de sangre.

8 fotos impactantes de la atención médica mundial

Los trabajadores de la salud enfrentan situaciones extremas todos los días.

READ  Israel sigue participando en un programa científico de la UE que excluye los "territorios ocupados"

Fuente de la imagen: Getty Images