Índice – Cultura – Un cine con actores en vivo recibe más dinero del gobierno que toda la industria del cine animado

La clase magistral sigue siendo concebida y dirigida por Tamas Kolarik en la Universidad de las Artes Moholy-Nagy, y siguiendo al ganador del Premio Emmy Gabor-Csobo y al ganador del Premio de la Academia Ferenc Rovush, esta vez Ferenc Mikolas, Director Gerente, Productor, Director de Estudio y Festival Director de Kecskemétfilm Kft. , fue el invitado. Kolarik dijo en su introducción que Ferenc Mikulas es uno de los más grandes productores húngaros, heredero y digno sucesor del trabajo del legendario jefe de estudio Gyorgy Matulcsi, ambas de las más grandes figuras de la animación húngara y la producción cinematográfica húngara. Durante décadas, el taller de Kecskemét ha producido obras notables como cuentos populares húngaros serie, un Araña de agua araña milagrosael valiente juan o más tarde un añádelopor enumerar sólo los más famosos.

De la conversación con Ferenc Mikolas, aprendimos que

  • El productor comenzó su carrera como cartógrafo,
  • Nunca fue un fanático del liderazgo autoritario,
  • Los hijos de sus antiguos compañeros ya están trabajando para él en Kecskemét,
  • Después del cambio de régimen reemplazó a sus compañeros inmigrantes de Transilvania,
  • La seguridad financiera del estudio se basa en el sistema de contactos extranjeros,
  • Nació en Kaposvar, nativo de Kecskemet por sangre,
  • Lamenta que la industria del cine de animación húngara apenas se beneficie de los fondos estatales.

Los tonos de llamada son cuentos populares húngaros

Cuando nos sentamos a conversar con el productor de 82 años antes de la clase magistral, sonó su teléfono celular y sonó la icónica melodía de Kaláka:

No podía haber una apertura más elegante para el intercambio de ideas, la misma melodía que fue prácticamente el punto de partida de la UEFA Euro 2016 en Francia para miles de aficionados húngaros desde Burdeos hasta Marsella.

Ferenc Mikolas comenzó la conversación diciendo que aunque es un legendario productor, director y jefe de un estudio de cine animado, no podía dibujar en el sentido tradicional de la palabra.

«Además, era muy bueno dibujando mapas. Debido a mi experiencia en el ’56, no me aceptaron en la universidad. Primero fui a trabajar como asistente de topógrafos, y esta profesión se llamaba testaferro, y luego me entrené más lejos, convirtiéndome en técnico, cartógrafo. Mis habilidades gerenciales pueden haber evolucionado con el tiempo. Cuando trabajé con topógrafos, me encargaron enseñar los conceptos básicos de geodesia a niños pequeños que se habían graduado de la escuela secundaria en un corto período de tiempo. .Tuve malos jefes en el pasado, líderes autoritarios, y decidí que una vez en una posición de liderazgo, solo sería el primero entre iguales.Más tarde, en el estudio en Kecskemét, fundado por György Matolcsy, director de Pannónia, las cosas fueron así una forma en que no contraté empleados de Kecskemét, por lo que su lugar de trabajo también era su hogar. Se desarrolló una atmósfera amigable y también organicé viajes conjuntos, incluso fuimos a festivales en «Incluso con nuestro propio dinero, incluso me mantuve en contacto con los padres, y todos la pasaron muy bien. Eran dieciocho, como una clase en la escuela secundaria. Hoy, los niños de este equipo trabajan para mí en Kecskemétfilm».

READ  La última cantante de Gabby Toth también abandonó Star, ¡voy a ser una estrella!

Un modelo de financiación basado en las relaciones exteriores

El conocido método Mikolas, el cultivo intensivo de las relaciones exteriores, se ha transformado con el tiempo en un eficaz modelo de financiación. El productor sabía muy bien que Kecskemét no era ni la capital ni el centro del mundo, así que por necesidad inventó dos rumbos forzados. Uno era el Sistema Internacional de Becas y el otro era el Festival de Cine de Animación.

En el marco anterior pedí a mis colegas extranjeros que los visitaran a cambio de eso. Así fue como Peter Szoboszli tuvo la oportunidad de actuar en el extranjero, Maria Horvath actuó en la Universidad de Stuttgart, tomó un curso en la Universidad de Lundy en Suecia, fue a Canadá por invitación del cine de Quebec y conoció al personal de la National Film Junta.

También sobrevivimos al impacto del cambio de régimen, aunque experimentamos dos tipos de migración. Por un lado, muchos de mis compañeros se sintieron atraídos por Bélgica, Alemania y Francia, donde eran buenos profesionales, y por otro lado, también comenzó la emigración interna, desde la creación del estudio Varga, y luego un joven de Australia. apareció en Kecskemét, montando un estudio de cine de animación, atrayendo a la gente lejos de mí. Y en Kiskunfélegyháza, un conocido profesional de los medios pensó que estaba haciendo una serie animada de la serie de televisión de Linda. Estaba parado allí sin colegas, con un estudio vacío de un momento a otro. Pero no me desesperé, traje a diez colegas de Transilvania, incluidos Zoltan Varga y Lagos Nagy, que acababan de ser despedidos del estudio de cine de Bucarest. Tenían talento, nuestro estudio se salvó.

No tenían trabajo, porque ya no recibían pedidos de la televisora, por lo que Papá Noel se vio obligado a buscar un contacto en el extranjero. A los compañeros que lo dejaron y se fueron al extranjero no los consideró enemigos, sino como una especie de puente, mantuvo una buena relación con ellos y ayudaron a establecer una relación de trabajo. Por otro lado, ha comenzado la serie de festivales. La necesidad dio origen a los desarrollos tecnológicos, en Panonia todavía se dibujaba en papel, cuando las películas animadas se hacían digitalmente en Kecskemét. Papá Noel se metió Asociación Internacional de Cine de Animaciónes decir, la Asociación Internacional de Cine de Animación, es Tormenta a su junta directiva, que amplió su red internacional de contactos. Gracias a esto, llegaron pedidos del extranjero y se filmó una película conjunta tras otra. Durante los 38 años del Festival Kecskemét, 57 directores extranjeros de Japón, China y Australia han sido invitados a los Estados Unidos como miembros del Jurado de Santa, incluidos cineastas ganadores del Oscar.

«En el caso de la coproducción, nosotros mismos, por definición, participamos financieramente y con capital intelectual – explica Mikolas. – Por ejemplo, en 1999 Castillo de los monos Hicimos la película con los franceses, el director fue Jean-François Lajeuny, OL Un hermoso cuento sobre una manzana roja. Nuestra película también se rodó con los franceses. Producimos películas sobre conservación y naturaleza en coproducción con los alemanes. En cuanto a nuestros servicios, también hemos participado en tres películas ganadoras de un Oscar. La última vez que lo hicimos con los franceses. tortuga rojat, precedida por la española a chico y ritay luego con la IA irlandesa contraseñas. El director de este último, Tom Moore, vio cuentos populares húngaroset al, y eso lo impulsó a visitarnos. Seguimos trabajando con un director ganador de un Oscar, lo interesante es Michel Hazanavicius, que el artista Ganó un Oscar por su película, no es un director de cine de animación lo que da dificultades, pero lo superaremos. Estamos haciendo una película animada con él sobre el tema de Auschwitz, la historia es increíblemente emocionante, está basada en un hecho real. Pero hemos trabajado con Milorad Krstic, prof. Robin Brant, El Ómnibus También con su manager.

READ  Índice - Cultura - Netflix ha insultado nuestra infancia con esta nueva película

Películas débiles en la línea de montaje

Mikulás no puede evitar rechazar los intereses extranjeros, su estudio recibe muchas solicitudes, lo que por supuesto es un problema divertido.

«Desafortunadamente, he visto muchas películas malas últimamente, y no solo películas animadas», me miró significativamente. «Sería bueno si se pudieran hacer buenas películas». Como si se hubiera abierto una válvula, en estos días salen diafragmas débiles de la línea de montaje. Muchas personas se imaginan que saben hacer una película, pero se equivocan, y al hacerlo, hacen mucho daño a la profesión local, porque la desacreditan.

Afortunadamente, el Festival de Cine de Animación de Kecskemét, este año se lleva a cabo del 21 al 25 de junio. Un orden entre esto no solo es bueno para el estudio, sino también para la ciudad de Kecskemét. Mikulás es un patriota local de sangre, aunque no nació en Kecskemét, sino en Kaposvár, pero vive en Kecskemét desde hace décadas. El productor considera el festival como una celebración de la animación húngara y ha adaptado el bon mot de Zoltán Kodály, es decir, la animación debería ser para todos. Las películas son juzgadas no solo por un jurado internacional, sino también por estudiantes de primaria y secundaria, y el público también vota. Las funciones son gratuitas y se llevarán a cabo en tres cines y en la plaza principal de Kecskemet. También habrá animación de luz o pintura de luz en húngaro. Están considerando un festival de arte conjunto, habrá conferencias y consultas, analizarán las películas presentadas a competencia, habrá eventos musicales y clases magistrales. Las películas premiadas de los festivales allí provienen de Argentina, China y Portugal.

Hasta la fecha, la película de animación ha ido más allá de los zapatos de los niños

Mikolas también habló sobre las tendencias y modas actuales en la producción de películas animadas.

«En el pasado, las películas completamente animadas se hacían solo para niños, principalmente bajo la influencia de Disney, y hoy en día se hacen cada vez más para adultos. Ejemplos de esto son el trabajo de Hazanavicius sobre Auschwitz, como se mencionó anteriormente, o la película de Aron Gauder, Cuatro espíritus de lobo. Pero el tortuga roja Ninguna película para niños. De todas formas, encuentro que en el mundo de la producción de cine de animación prevalece el principio de que toda flor debe florecer, y se hacen obras de los más diversos estilos, lo cual me parece bien. Los festivales realmente tienen diferentes categorías. Todo director se esfuerza por la autorrealización, que es difícil de explicar, pero está ahí. Sin embargo, no estaría de más aprender la profesión…”

READ  Lady Gaga mostró su delgada figura como una diosa del sexo en un video

Siguió una conversación personal con una clase magistral, donde el maestro reveló que comenzó su carrera como herrero.

Después de todo, era un hijastro y no nació con una cuchara de plata en la boca.

Cuando se unió a Pannónia Studio, almorzó con György Matolcsy, el director, todos los sábados durante un año, mientras se ponía al día con la profesión. En la década de 1970, todavía no había capacitación en animación en ninguna parte, y esto se compensó viendo muchas películas, incluida la legendaria obra de Lumiere, 1896. llega el tren también…

Mikolas destacó que su amistad profesional duró 52 años Marcel YankovicHasta su muerte el año pasado, dijo que estaba particularmente orgulloso de los 10 ganadores del Oscar que se le escaparon de las manos en Kecskemét.

También se contaron historias horribles, por ejemplo, que la serie Water Spider-Wonder Spider es la película favorita del emperador japonés, y también aprendimos que los cuentos populares húngaros, que han generado 154 millones de descargas en todo el mundo, son los más populares en Filipinas. y la india

Mikulás habló sobre su anhelado sueño, la creación del Museo de la Animación, que aún espera ser realizado en Kecskemét.

Al final, afirmó amargamente que toda la producción de películas animadas húngaras recibe menos subsidios del gobierno que una sola película con actores en vivo.

Falta apoyo estatal

“Los estudios de largometrajes obtienen subsidios del gobierno del Instituto Nacional de Cine, pero desde el cambio de régimen, no ha habido una industria de animación apoyada por el estado”, dijo con amargura. Construimos nuestra propia fábrica de películas en Kecskemét con nuestro propio capital, reinvertimos nuestras ganancias, compramos equipos y realizamos capacitación profesional. Sin embargo, necesitaremos inversión pública para expandirnos, porque tenemos que rechazar muchos pedidos en el extranjero debido a la falta de capacidad. Estoy tratando de negociar con Chapa Kaal, el director del Instituto Nacional de Cine, y veremos qué se me ocurre».

(Foto de portada: Máté Gorka-Focht, Ferenc Mikulás y Tamás Kollarik. Foto: Dóra Csányi)

Scroll al inicio