Había más turistas en Venecia después de presentar el billete de entrada, porque había demasiados turistas.

Un concejal de Venecia calificó de fracaso las tarifas de entrada introducidas el 25 de abril Olvidar. Venecia es la primera ciudad importante del mundo que cobra una entrada a los turistas, con carteles en la estación de tren de Santa Lucía que advierten a los turistas que entre las 08:30 y las 16:30 deben pagar 5 euros para entrar a la ciudad costera.

Según el alcalde Luigi Brugnaro, el pago de la entrada es necesario para proteger el sitio del Patrimonio Mundial de los efectos del exceso de turismo y reducir el número de visitantes. El alcalde espera que esto haga que Venecia vuelva a ser habitable.

Pero el número de visitantes no disminuyó.

El 19 de mayo, por ejemplo, la ciudad recibió 70.000 visitantes, mientras que el 23 de abril del año pasado fueron 66.000 y el 2 de junio de 2023, el Día de la República Italiana, 65.000.

Las opiniones están divididas sobre si esto fue un fracaso, porque no podemos saber cuántas personas habrían visitado la ciudad sin pagar la entrada. Como en el chiste del león:

En el desierto, un hombre se sienta en la arena y sigue haciendo clic. Otra persona se le acerca y le pregunta: «Disculpe, pero ¿por qué hace clic?». «Mantengo alejados a los leones con ella». «¡Pero no hay leones en el desierto!» «Bueno, ¿qué tan efectivo es?»

Una imagen más completa incluye el hecho de que se llevó a cabo un domingo. Un espectáculo acuático a gran escala en Pentecostés llamado VogalongaAl que asistieron numerosos competidores y aficionados el día anterior. Según nuestro lector, los autobuses de vapor tampoco circulaban, por lo que desplazarse era un gran desafío, e incluso los lugareños quedaron sorprendidos por la multitud.

READ  La derecha ganó las elecciones en Portugal

Ya antes de la pandemia de coronavirus, el turismo de masas causaba graves problemas en todo el mundo: además de los inconvenientes evidentes (calles abarrotadas, transporte público abarrotado, formación de zonas de fiesta), también existe el grave problema del impacto sobre el medio ambiente y economías locales, especialmente en los mercados inmobiliarios. No sorprende que las medidas estrictas sean cada vez más comunes: en este artículo examinamos cómo las ciudades más vulnerables de Europa se están preparando para la temporada 2024.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio