El Sejm rumano rechazó proyectos de autonomía para los húngaros de Sekkelevöd y Transilvania

La cámara baja del Parlamento bicameral rumano discutió en un procedimiento de emergencia los proyectos de autonomía para Sekkelevöld y los húngaros de Transilvania, presentados por los parlamentarios Zoltan Zaccaria y Józef Kulcár-Tirza, que obtuvieron un mandato en la lista RMDSZ.

La Ley de Autonomía de Szekélévöld fue la primera en el orden del día, seguida de la Ley de Autonomía Cultural de la Comunidad Nacional Húngara y el proyecto de Ley Marco que regula la autonomía cultural de las Comunidades Nacionales.

Los representantes votaron para rechazar el proyecto de ley.

El rechazo de los dos primeros borradores fue apoyado por 260 representantes presentes o votando en línea en la Cámara de Representantes de 329 miembros, 16 votaron en contra del rechazo y una suegra se abstuvo de votar. El rechazo de la ley marco que regula la independencia cultural de los grupos nacionales fue apoyado por 255 diputados, 15 votaron en contra y un diputado se abstuvo.

Todas las comisiones especializadas de la Cámara de Representantes comentaron negativamente los borradores en la reunión online del miércoles, y la Comisión Especializada en Administración Pública recomendó su rechazo en el informe. En el pleno todos los partidos rumanos apoyaron este rechazo.

Los tres proyectos de autonomía fueron presentados al Sejm rumano el 20 de diciembre por Zoltan Zeccaria, presidente de la Asamblea Húngara de Transilvania (EMSZ), y Józef Kulchar Tirza, presidente en funciones del Poder Civil Húngaro (MPE), que recibió a un representante. Autorización en lista RMDSZ. El Proyecto de Autonomía de Szekelylandia se desarrolló en los talleres profesionales del Consejo Nacional de Székely (SZNT) y los otros dos en el Consejo Nacional Húngaro de Transilvania (EMNT). Los iniciadores lo confirmaron en su discurso.

No piden nada en los borradores que no exista en otros países democráticos de Europa.

Józef Kulchar Tirza afirmó que el pueblo de Sekjelevöld «quiere libertad dentro de las fronteras de Rumania» a través de la autodeterminación regional. Entre otros ejemplos europeos de autonomía, destacó la promesa de autonomía del presidente francés Emmanuel Macron en Córcega. Llamó al diálogo, recordando que el Estado rumano prometió garantizar los derechos de las minorías nacionales en la Declaración de Gyulavirvar de 1918, que anunció la anexión de Transilvania a Rumanía.

READ  Las manos de George Soros están manchadas de sangre

Zoltan Zakarias destacó también la importancia del diálogo y recomendó a los representantes prestar atención al ejemplo de Vojvodina de independencia cultural de la comunidad nacional húngara. Subrayó: Los proyectos son “declaraciones de lealtad” de las minorías nacionales hacia el Estado rumano.

Alfred Simonis, presidente en funciones de la Cámara de Representantes, en respuesta a las objeciones de los representantes de la Liga para la Unificación de los Rumanos (AUR), considerada extremista por otros partidos rumanos, afirmó que los proyectos se discutieron junto con las medidas de emergencia durante el periodo de festivos:

Estos proyectos “tóxicos” no deberían ser un tema de discusión, sino simplemente rechazarse.

El político del Partido Socialdemócrata (PSD) anunció que iniciaría una consulta para que proyectos similares no pudieran presentarse en el Parlamento rumano.

En una reunión también sin declaraciones antihúngaras, algunos representantes rumanos en Transilvania hicieron hincapié en la coexistencia pacífica entre personas de etnia rumana, mientras que varios parlamentarios recordaron el artículo 1 de la Constitución rumana, según el cual Rumanía es un Estado soberano e independiente. Un Estado-nación unificado e indivisible, y por tanto los proyectos son inconstitucionales.

Durante la reunión, los representantes de la AUR sostuvieron Molinos con la inscripción “Antigua Tierra de Transilvania” en sus manos.

Como representante de la minoría romaní, Catalin Mania anunció que votaría en contra del proyecto de ley marco que regula la autonomía cultural de las comunidades nacionales, ya que los romaníes desean desarrollarse dentro de la sociedad rumana. El representante independiente Teodor Vlad Benga dijo: Se abstiene de votar porque, en su opinión, el Estado rumano no ha cumplido las promesas que hizo a las minorías nacionales en la Declaración de Gyulahirvár.

READ  Mundo: Partidos de centroizquierda pueden formar gobierno en Suecia, según jornada electoral

El primer ministro rumano, Marcel Ciulacu, también celebró el jueves la decisión de la Cámara de Representantes. News.ro citó al Primer Ministro diciendo que «la soberanía y la integridad territorial de Rumania no son negociables».

Ciolaco calificó los proyectos de autonomía de «venenosos» y «revisionistas», y su prolongada discusión habría favorecido a los políticos extremistas.

La Ley de Autonomía, que prevé la autonomía regional de Šekelevöld, que según la declaración anterior del SZNT fue presentada por quinta vez al legislador rumano, fue rechazada cada vez por la mayoría rumana. Luego, los tres proyectos de ley son discutidos por el Senado como cámara de toma de decisiones.

(MTI)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio