El Parlamento serbio de Bosnia negó por unanimidad que la masacre de Srebrenica fuera un genocidio

El Parlamento serbio de Bosnia aceptó el informe afirmando que no hubo genocidio en Srebrenica en 1995 y que las cifras sobre el número de personas asesinadas allí son inexactas. Después de la votación, se celebró una manifestación masiva en Banja Luka, donde el presidente serbobosnio, Milorad Dodik, además de negar el genocidio, expresó su esperanza de que Donald Trump ganara las elecciones presidenciales estadounidenses, escribe. a clix.

Según el informe, también visto por el MTI, el Parlamento de la República Srpska adoptó por unanimidad el informe, según el cual el término genocidio no puede utilizarse para describir lo ocurrido en Srebrenica, y que no más de ocho mil, sino entre 1.500 y 2.000, como máximo. , y allí murieron 3.000 personas. El tema volvió a surgir porque varios Estados miembros de la ONU quieren declarar el 11 de julio como día internacional en memoria de las víctimas del genocidio de Srebrenica de 1995.

Sin embargo, Serbia y los serbios de Bosnia no están de acuerdo con esto. El presidente serbio, Aleksandar Vucic, dijo anteriormente que Belgrado utilizará todos los medios para luchar contra la aprobación de la resolución que, según él, «clasificará a todo el pueblo serbio como perpetradores de genocidio». » . Dodik expresó el asunto de manera más aguda, diciendo a la audiencia que, en su opinión, la “élite musulmana bosnia” se anotó un peligroso gol en propia puerta al presentar la resolución de la ONU, porque el genocidio no ocurrió.

“Si eso hubiera sucedido, no habríamos tenido que plantear esta cuestión todo el tiempo. Las sentencias judiciales se aplican a los individuos, no al pueblo”.

– dijo Dodik.

READ  Índice - Países extranjeros - La guerra de Rusia en Ucrania - Resumen de noticias del viernes del índice

Neren Dizdar, Ministro de Personas Desplazadas y Refugiados de la Federación de Bosnia y Herzegovina, ubicada en la otra mitad del país el reacciono asique quienes aún niegan la masacre de Srebrenica, que la Corte Internacional de Justicia de La Haya también consideró genocidio, deben hablar. Con estos soldados, que lo vivió todo personalmente. Incluyendo, por ejemplo, al testigo anónimo que recibió la orden de matar a un niño encontrado vivo debajo de los cuerpos, pero que en cambio lo salvó.

Por cierto, Dodik mantiene una buena relación con el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, y recientemente le entregó un premio personal en Banja Luka. Se sabía de antemano que Orban cambiaría el estado de ánimo si iba allí para aceptarlo. Por supuesto que lo hizo y dijo que lo consideraba un mandato. Por cierto, Vladimir Putin recibió este premio antes que Orban.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio