¿El éxito se debe al conocimiento o a Dios?

“Y dirás en tu corazón: 'Mi fuerza y ​​la fuerza de mi mano me han traído esta riqueza. Pero acuérdate de Jehová tu Dios, porque él es quien te fortalece para obtener riquezas..'” (Deuteronomio 8:17 ).

El éxito en repeler el ataque con misiles y drones de Irán ha reavivado el antiguo debate sobre si le debemos el éxito a la ciencia o a Dios. Este debate lo vivimos recientemente durante la pandemia del coronavirus, donde había quienes veían las vacunas y las normas sanitarias como pecados contra Dios, mientras otros creían que la oración era inútil y que sólo la ciencia podía salvarnos.

En Israel, especialmente desde el 7 de octubre, se escuchan a menudo voces que dicen que no hay necesidad de ejército ni de fuerzas de seguridad, que sólo la oración y el estudio de la Torá proporcionan al país la protección adecuada. A esta opinión se oponen quienes consideran que el aprendizaje es absolutamente innecesario y ponen todas sus esperanzas únicamente en el ejército.

En el centro de este debate está la creencia errónea de que los mundos material y espiritual están en conflicto entre sí.

El milagro de Gaza: un soldado que oraba salvó la vida de toda su unidad

La vida y la unidad de Malkiel Ben Joseph fueron salvadas a través de sus oraciones ante Jerusalén.

Pero el judaísmo dice que las dos cosas, el mundo material y el espiritual, existen uno al lado del otro, reinan juntos y no pueden separarse el uno del otro.

El pueblo de Israel puede lograr éxito militar y económico porque, por un lado, invierte suficiente tiempo, energía y dinero en el progreso y, por otro, vive su vida cotidiana normal de acuerdo con los valores milenarios entrelazados. Con espiritualidad.

READ  También puede desarrollarse en ti, así que evita problemas.

Los dos elementos, el material y el espiritual, no se contradicen, sino todo lo contrario: se complementan. El estudio de la Torá apoya el servicio militar con espiritualidad, mientras que el servicio militar permite el cumplimiento de los valores de la Torá. “Con la ayuda de Dios”, decimos a menudo. Esta afirmación no significa que las cosas no requieran esfuerzo humano, sino más bien que las acciones humanas y la ayuda de Dios juntas conducen al éxito.

¡Con la ayuda de Dios, venceremos juntos!

este condición Publicado originalmente en Zsido.com.

El cielo es la espada y el escudo eterno de los judíos.

Shemá Israel – Esta antigua oración estuvo con nosotros en las cámaras de gas, tal como lo estuvo en Gaza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio