Se han destruido 16 cultivos en Brasil en muchas partes de Hungría, pero la agricultura enfrenta problemas en todo el mundo debido a los cambios climáticos cada vez más frecuentes. Los efectos a corto plazo a menudo se pueden evitar, pero si persisten las condiciones climáticas extremas, también pueden tener un impacto grave en los precios de los alimentos.

El verano fue particularmente caluroso y seco en la mitad norte del continente americano, lo que afectó la producción de trigo duro canadiense. Sin embargo, dado que Canadá es el mayor exportador mundial de trigo duro, el ingrediente principal de algunas pastas, muchos analistas de mercado esperan que Los precios de la pasta subirán en todo el mundo. El proceso ya ha comenzado: el precio del trigo duro ha aumentado en un 88 por ciento y se espera que el precio de la pasta aumente hasta en un 50 por ciento.

READ  Índice - en el extranjero - estalló una calamidad entre los líderes de los talibanes

También se quejan del clima “loco” debido al cambio climático en Camerún, el tercer país productor de cacao de África. En el pasado, siempre hubo fuertes lluvias en diciembre y luego nuevamente en marzo, lo que permitió plantar en los campos de cacao. Pero la temporada pasada no fue así en absoluto. Señaló las dificultades que enfrentan los agricultores locales, y no hubo caída de lluvia desde noviembre del año pasado hasta mayo de este año. El Científico. Todo esto significa que los campos de cacao fueron quemados por el sol, por lo que casi nada creció.

El resto de la cosecha de cacao

©

El riego podría ser la respuesta, pero solo las grandes fincas podían permitírselo, y algunas de las más pequeñas ya estaban considerando abandonar el cultivo de cacao y cambiar a más tomates porque “producen cosechas más rápido y pagan mejor”.

En Brasil, la peor sequía del siglo pasado destruyó daños por heladas y muchos incendios, lo que puede ser un problema porque cuatro quintas partes del jugo de naranja del mundo, la mitad de las exportaciones de azúcar, las exportaciones de café y otros pollos y otros pollos y otros pollos. Se exporta de las granjas allí y utiliza un tercio de soja y maíz. Sin embargo, en los 1,5 millones de metros cuadrados del país, el equivalente a 16 de Hungría, la cosecha resultó dañada y destruyó gran parte del café, que es el consumo de Estados Unidos durante cuatro meses.

Esto se debe a que el café es una planta muy sensible: por ejemplo, no le gustan las temperaturas inferiores a 5 ° C, las temperaturas bajo cero, alrededor de -3 ° C y -4 ° C (cuando se forman cristales de hielo en la planta) son casi fatales. También lo destruyen provocando flores y congelación en las hojas. La planta puede recuperarse naturalmente del daño por heladas dentro de 1-2 años, pero si la planta muere, es 4-5 años después de la replantación, momento en el cual producirá una cosecha seria nuevamente, y 7 años antes de que alcance su nivel máximo. anterior. Produce.

El efecto de todo esto, por supuesto, es inmediatamente evidente: el precio del café Arábica subió un 30 por ciento y el precio del jugo de naranja un 20 por ciento, mientras que el azúcar durante cuatro años no ha sido tan caro como en agosto de este año. el escribe. Bloomberg.

Todavía no sé cuándo terminará. “Estamos en un círculo vicioso. Porque no hay humedad, no hay lluvia, y no hay humedad porque no hay lluvia”, explicó Marcelo Silucci, meteorólogo del Centro Brasileño de Monitoreo de Desastres. Según él, todo esto puede Se remonta a los claros signos del cambio climático en los recortes del Amazonas: cuantos más bosques destruyen los agricultores para cultivar, más nublado es el clima en el área.Silucci calcula que desde 2010, el país no se ha acostumbrado a lo que solía hacer. sea, llamándola la temporada de lluvias “normal”.

READ  Índice - Extranjero - los franceses fueron mordidos por el escándalo de Pegasus

Por supuesto, la sequía no es solo una característica brasileña: Argentina, Chile, México, Rusia y, como se mencionó, Canadá también la sufrieron este año. Y esto puede tener graves consecuencias: una, una Revista de Economía y Gestión Ambiental Según un estudio publicado en la revista, el rendimiento podría disminuir en un 10 por ciento durante las próximas tres décadas, mientras que se estima que la humanidad podría aumentar en una quinta parte en 30 años.

Aunque América del Norte, del Sur o África está lo suficientemente lejos como para creer que si el clima es malo allí nos afecta menos, el mundo ya está tan globalizado que sería un gran error caer en este error. El cambio climático está cambiando lenta pero seguramente el mundo que hemos conocido hasta ahora, que ya muestra cada vez más signos que realmente podemos sentir en nuestra piel.

Barril de agua indio en las afueras de la aldea de Shankar Garh

©

“El cambio climático ya está en la mesa de nuestro comedor”, resumió los eventos recientes con Cynthia Rosenzweig de la Universidad de Columbia. CNNa mi. Según las Naciones Unidas, los alimentos se volvieron un 31 por ciento más caros en todo el mundo solo el año pasado. Por supuesto, no todo puede atribuirse al cambio climático, pero nadie duda de que tiene un papel importante que desempeñar en él. ¿Y qué podría hacer que suban los precios? Por ejemplo, la escasez de mano de obra que enfrentan los agricultores en todo el mundo, mientras que los altos precios del petróleo están aumentando los costos de transporte, pero también hay menos conductores de camiones en todo el mundo, lo que puede ser un problema mucho mayor de lo que podríamos pensar inicialmente. La situación británica actual.

Según los expertos, el hecho de que el calentamiento esté causando graves problemas en la agricultura casi al mismo tiempo en todo el mundo ha provocado una situación sin precedentes. Según Swiss Re, la aseguradora más grande del mundo, el clima causó $ 40 mil millones en daños solo en la primera mitad de 2021, la segunda cantidad más alta de la historia. Por cierto, eso no es sorprendente, ya que si bien ha habido sequías más severas cada década, desde entonces ha habido un 70 por ciento más, según datos de las Naciones Unidas.

En todas partes la lucha y la lluvia de ideas comenzaron para prevenir daños, en la India, por ejemplo, el propio Primer Ministro, Narendra Modi dio a conocer 35 tipos de plantas el martesEs más adaptable al cambio climático. El objetivo es claro: como en muchas partes del mundo, en la India, el clima cambiante ha sido un problema creciente para la producción de cultivos tradicionales (hay estados en los que necesitan un tercio más de agua para crecer que antes) y para evitar mayores daños, se probarán especies.

Se espera que las variedades de plantas desarrolladas por la empresa estatal de investigación agrícola de la India resistan los desafíos del cambio climático y contengan un alto contenido de nutrientes. Incluyen 35 garbanzos tolerantes a la sequía, gandules menores, soja de maduración temprana, cultivares de arroz resistentes a enfermedades, trigo biofortificado, mijo, maíz y otros tipos de frijoles. Según las autoridades locales, temen que si no cambian, la producción agrícola del país podría caer hasta en un 10 por ciento.

READ  El Mundo: Los jóvenes en París causaron indignación pública con el partido espontáneo, y comenzó la acusación.

Por supuesto, la gran pregunta en este momento es si Hungría puede proteger estas operaciones. El país por sí solo, por supuesto, es demasiado pequeño para controlar la evolución del mercado mundial a este nivel, pero como miembro de la Unión Europea, el margen de maniobra puede ser mayor.

Después de un incendio forestal cerca de Sao Paulo

©

Sin embargo, en la Unión Europea estamos viendo un endurecimiento de la agricultura para la sostenibilidad, como la reducción del uso de productos fitosanitarios o simplemente la introducción de nuevas medidas de bienestar animal. Sin duda, esta es una buena tendencia, pero también reduce la competitividad de los agricultores de la UE, ya que estas operaciones cuestan más dinero y, si la producción cuesta más, el precio del producto eventualmente aumentará.

Además, en la mayoría de los países que exportan a Europa, las regulaciones ya son menos estrictas que aquí, y los costos laborales a menudo son más bajos, por lo que a menudo se puede incluir una cantidad menor, incluido el transporte, en la etiqueta de precio. Con este fin, los operadores agrícolas de la UE dicen que ya no pueden compensar esta diferencia varias veces, por lo que debe afirmarse que los productos importados están sujetos a los mismos estándares que los producidos localmente. Sí, pero dado que la Unión Europea a menudo ha celebrado acuerdos bilaterales a largo plazo, no es fácil de conseguir, y no solo todo se ha movido recientemente hacia la facilitación del comercio, sino también para productos que no se produjeron en Europa, como el café. También puede afectar esto.

Las empresas que las comercializan por sí mismas a menudo evitan los efectos a corto plazo: muchas, por ejemplo, compran mayores cantidades por adelantado para poder retirarse durante un período más corto sin tener que subir los precios. Por supuesto, este efecto tampoco puede durar para siempre, por lo que es probable que una caída significativa como la que estamos viendo en Brasil afecte los precios húngaros con el tiempo. Podemos ver esto, por ejemplo, en un futuro cercano, cuando los panaderos o ganaderos ya estén suministrando materias primas para un producto o alimento bajo un nuevo contrato anual, y los precios de los granos más caros este año inevitablemente elevarán los precios de los alimentos.



El número de consejos editoriales independientes del poder está disminuyendo constantemente, y los que aún existen están tratando de mantenerse a flote bajo los crecientes vientos en contra. En HVG, perseveramos y nunca cedemos a la presión, trayendo noticias locales e internacionales todos los días.

¡Por eso les pedimos a ustedes, nuestros lectores, que nos apoyen! ¡Prometemos continuar brindándole lo mejor que podamos!