¡Dormir regularmente afecta en gran medida la salud del corazón! | Nueva palabra

La mayoría de las personas que trabajan durante el día se acuestan por la noche. En términos generales, esto es lo que el cuerpo necesita para recargar energía. Dormir es importante para la salud y dormir lo suficiente es fundamental. Afecta a muchos factores y funciones del cuerpo, así como al corazón.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU., los adultos que duermen menos de siete horas por noche son más susceptibles a una serie de problemas de salud.

«Dormir es fundamental para prevenir enfermedades como la diabetes, los infartos y los accidentes cerebrovasculares», afirmó el médico. Juan Cárdenas Rosales, MD, internista de Mayo Clinic.

Los adultos deben intentar dormir al menos siete horas cada noche para que sus cuerpos puedan rejuvenecer y prepararse para el día siguiente. La constancia de tu rutina de sueño también es importante: debes acostarte y despertarte a la misma hora todos los días.

Desarrollar buenos hábitos de sueño puede mejorar la calidad del sueño y promover la salud del corazón. ¿Cómo lograr esto?

  • Acuéstate y levántate a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana.
  • Manténgase físicamente activo. Hacer ejercicio con regularidad puede ayudarle a dormir mejor.
  • Evite tomar siestas largas o dormir durante el día.
  • Reduzca o deje de tomar cafeína, alcohol y nicotina, especialmente antes de acostarse.
  • Evite las comidas copiosas y la ingesta excesiva de líquidos antes de acostarse.
  • Asegúrese de que su dormitorio sea cómodo y adecuado para dormir.
  • Actividades como tomar un baño tibio, leer o escuchar música relajante pueden indicarle a su cuerpo que es hora de descansar.
READ  Tecnología: las baterías naturales podrían funcionar en el fondo del océano

Durante el sueño, se producen procesos en el cuerpo que son importantes para la salud cardiovascular. Estas operaciones son:

  • Regular la presión arterial: Dormir lo suficiente ayuda a mantener niveles saludables de presión arterial. La falta de sueño puede provocar presión arterial alta, que es un importante factor de riesgo de enfermedad cardíaca.
  • Variabilidad de la frecuencia cardíaca: Dormir bien aumenta la variabilidad de la frecuencia cardíaca, es decir, la tasa de cambio a lo largo del tiempo entre los latidos del corazón. Una mayor variabilidad de la frecuencia cardíaca se asocia con una mejor aptitud cardiovascular y tolerancia al estrés.
  • Reducir la inflamación: la falta de sueño puede aumentar la inflamación en el cuerpo. La inflamación crónica se ha relacionado con la aterosclerosis, que puede provocar ataques cardíacos.
  • Metabolismo de la glucosa: Dormir lo suficiente ayuda a regular el metabolismo de la glucosa. La falta de sueño puede provocar resistencia a la insulina, lo que aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio