¿Cuál es el secreto del éxito empresarial a largo plazo? El experto te lo dirá

Lo que lo hace bello El diseño no es un punto fuerte en la mayoría de las empresas. El pensamiento a largo plazo y la elaboración de estrategias se consideran una especie de travesura de maestro, para la que sólo tienen tiempo los soñadores ambiciosos y aburridos. El típico empresario no puede hacer eso. Tiene prisa por llegar a una reunión, no ha cumplido con el plazo de entrega o está tratando con un proveedor paralizado o un cliente inactivo. No vive el día a día, sino minuto a minuto. ¿Esperando con ansias los próximos años? ¡no me hagas reír!

Noemi Hofer es economista y experta en impuestos

Mi nombre es Noemi Hofer, economista licenciada en derecho y experta fiscal internacional certificada, con 22 años de experiencia en alta dirección, brindo consultoría económica, financiera y de negocios a pequeñas y grandes empresas. Muchos años atrás Forbes La revista la clasificó entre las 20 mujeres de negocios más influyentes.

Y es posible que nunca se dé cuenta de que las olas siempre rompen sobre su cabeza porque no tiene una estrategia comercial a largo plazo mediante la cual pueda administrar su negocio de una manera bien planificada y preparada.

Si tiene una estrategia, sus decisiones, elecciones y su camino hacia el éxito serán más fáciles. Porque una buena estrategia empresarial te ayuda a pensar de forma sistemática y a centrarte en tus objetivos. Al aplicarlo, podrás evitar desgarrarte. Con una estrategia bien pensada, será mucho más fácil decir no a pasos en falso innecesarios o directos y tomar la decisión correcta que respalde sus objetivos. Por este motivo, entre otras cosas, ayuda a trabajar de forma más eficaz, no sólo en términos de eficiencia, sino también en términos de dinero.

¿Qué es la estrategia empresarial?

Una estrategia de negocio es un plan a largo plazo para una empresa, que está determinado en gran medida por los objetivos que quiere alcanzar. Formule los pasos necesarios de acuerdo con los objetivos. La estrategia empresarial constituye la base de la gestión de las actividades empresariales. Ayuda a su empresa a diferenciarse de sus competidores. Además, para lograr una ventaja competitiva sostenible, aumente su participación de mercado y sus ganancias.

READ  Así se abraza Brad Pitt a su novia menor de 28 en público

Elementos típicos de una estrategia empresarial:

  • Establecer metas,
  • análisis de mercado,
  • Examen de competidores,
  • Desarrollar planes de desarrollo e introducción al mercado de productos y servicios,
  • Proyecciones financieras
  • Elaboración del plan operativo.

ejemplo personal

El objetivo de mi trabajo en el ámbito de la consultoría financiera y empresarial es poner a disposición de los propietarios de PYMES los conocimientos relevantes en gestión financiera y empresarial que poseen las grandes empresas.

Mi amplia experiencia de gestión en empresas internacionales y húngaras, mis conocimientos adquiridos a través de mis títulos universitarios en economía y derecho, mi conocimiento de las personas, pero también mi abierto interés científico por la innovación, ayudaron a lograr mi objetivo.

Mi objetivo determina mi estrategia. Por ejemplo, hablo y escribo sobre finanzas en un idioma que incluso los legos pueden entender. Mi tarifa por hora es asequible. Comparto una gran cantidad de contenido útil y gratuito en los artículos de mi blog, mi página de Instagram y mi página de LinkedIn. Adaptándome a los cambios de la vida económica, desarrollo constantemente mis servicios. También puedo ayudar a quienes posteriormente deseen preparar sus estados financieros, análisis o actualizar su plan de negocios. Y también para aquellos que prefieren dejarlo todo en mis manos, mensualmente.

Antes de tomar decisiones diarias, también me pregunto si la elección que he hecho está en consonancia con mi estrategia empresarial.

¿Cuál es la diferencia entre una estrategia empresarial y un plan de negocios?

Parece que son sinónimos, por eso mucha gente confunde los dos conceptos. Una estrategia de negocios es más integral y se enfoca en el “qué”, mientras que un plan de negocios es más específico y se enfoca en el “cómo”. La estrategia empresarial está pensada para el largo plazo y un plan de negocios suele cubrir un período de unos pocos años, un año o menos.

Una estrategia empresarial es un marco integral de planificación y gestión a largo plazo que define sus objetivos empresariales y los hitos que conducen a su consecución. Es una buena idea preparar esto primero, porque así no te perderás en los detalles y porque después será mucho más fácil desarrollar un plan de negocio.

READ  Otro accidente mortal se produjo unos días antes de la decisión de prohibir el alquiler de patinetes eléctricos en París

El plan de negocios ya se ocupa de los detalles. También se le puede llamar plan de negocios. Desglosa en pasos el camino hacia los objetivos definidos en la estrategia empresarial. Un plan de negocios incluye planes operativos y financieros, planes comerciales y de marketing, y una descripción detallada de los recursos (dinero, experiencia, mano de obra, equipo, etc.).

El plan de negocios ya se ocupa de los detalles.

El plan de negocios ya se ocupa de los detalles.

Tipos de estrategias comerciales

Las empresas pueden seguir diferentes estrategias comerciales según sus objetivos y el entorno competitivo. ¡Veamos cinco tipos comunes como ejemplos! Mientras lees, piensa en los próximos cinco a diez años y elige cuál se adapta mejor a tu negocio.

Estrategia de crecimiento

Esta estrategia se centra en aumentar los ingresos y la participación de mercado en los mercados existentes o incluso en los nuevos. Su método típico es introducir nuevos productos y servicios, expandirse a nuevas regiones o países, o incluso adquirir otros negocios. Esto último puede conducir a un crecimiento mucho más rápido, ya que hay que construir una rama empresarial no desde cero, sino con muchos años de trabajo. Si está interesado en este tema, pero no sabe cómo evaluar una empresa seleccionada para adquisición, lea mi artículo anterior sobre valoración de empresas y encuéntrelo aquí si necesita ayuda específica.

Las empresas emergentes suelen elegir una estrategia de crecimiento porque aún no tienen un mercado establecido, una base de clientes o una participación de mercado dominante.

Estrategia basada en costos

Tanto las empresas emergentes como las maduras suelen utilizar una estrategia basada en costos. Esto puede deberse a la presión del mercado, si la competencia en un campo particular es fuerte, pero también puede ser una elección consciente, cuyo objetivo es capturar firmemente el mercado.

Por ejemplo, es posible que haya sido el primero en comercializar utensilios de cocina y productos de limpieza ecológicos en la orilla norte del lago Balatón. Hace años que no se encuentra un competidor con alta calidad y una amplia gama de productos en un radio de cien kilómetros. Sin embargo, después de cuatro o cinco años, a otros les gustó la idea porque vieron el éxito que estaba teniendo. Para patear la pelota a tu lado, los nuevos competidores te estaban subestimando. Lo que ahora te obliga a prestar más atención a tus costes si quieres mantener tus beneficios.

READ  Coche: Podría ser Coche del Año y entenderemos por qué: prueba el último Renault eléctrico

En este ejemplo, sus competidores irrumpieron en su mercado eligiendo una estrategia basada en costos. Se esfuerzan por ofrecer productos a costos más bajos que usted. A medida que sus precios caen, obtienen una ventaja sobre usted, lo que le obliga a cambiar su estrategia actual; por ejemplo, complementando su estrategia de crecimiento con artículos cuyo costo pueda controlarse.

Estrategia de diversificación

Esta estrategia es elegida por las empresas cuando quieren ingresar a nuevos mercados o industrias que van más allá de sus líneas de negocio y actividades actuales. Por este motivo, crean nuevos productos o servicios. Siguiendo con el ejemplo anterior, también puedes decidir no competir con tus competidores -o no sólo- reduciendo tus costes, sino también ampliando tu oferta. Por ejemplo, además de productos de limpieza y utensilios de cocina ecológicos, también vendes alimentos ecológicos de larga duración.

Uno de los ejemplos más exitosos de aplicación de una estrategia de diversificación es Amazon, una de las empresas más grandes del mundo. Comenzaron como una librería en línea; hoy venden de todo.

Sin embargo, debes tener cuidado con esta estrategia y estirarte solo hasta donde te alcance la manta. Si te aventuras en áreas en las que no tienes experiencia y donde tienes que enfrentarte a fuertes competidores, es muy probable que sólo aumentes tus pérdidas.

Te daré un ejemplo. Los directivos de Colgate, conocida por sus productos para el cuidado bucal, iniciaron el negocio en 1980 y decidieron comercializar también lasaña congelada (o lasaña) bajo la marca Colgate. Sí, lo leíste correctamente. Lasaña congelada. Ciertamente no lo habría comprado, porque inmediatamente me habría imaginado pasta italiana rellena de pasta de dientes, lo que me habría puesto la piel de gallina. No fue un gran éxito y pronto dejaron de producir.

¿Cuáles son otras estrategias comerciales?


Leer más

3 preguntas a considerar antes de iniciar un negocio


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio