Tele Orihuela

Bienvenidos a Spain News Today. Noticias en español redactadas en España para la actualidad diaria en españa.

A los húngaros les gustaría vivir alrededor de los 100 años

En Hungría, la esperanza de vida al nacer ha aumentado más de 7 años en los últimos 50 años, pero estamos particularmente en desventaja con respecto a uno de los pilares más importantes de la longevidad, la salud, en una comparación internacional, según «Longevity» de NN. investigación Biztosító, que comprueba la disponibilidad para la longevidad. La encuesta también destacó que las personas no solo quieren vivir más tiempo, sino también aumentar la cantidad de años de vida saludable.

En los últimos 50 años, la esperanza de vida al nacer en Hungría ha aumentado de 69,5 a 76,9 años, pero los húngaros quieren vivir más, hasta los 96 años, según un estudio de NN Biztosító.

Esto también se considera particularmente alto en el campo internacional: es el cuarto nivel más alto de investigación que examina 11 países (incluidos Bélgica, Eslovaquia y Japón).

Larga vida requiere pruebas y exámenes preventivos, por eso lanzamos el Servicio de Asistencia en Salud Gratuito, dijo Bence Hollow, presidente y director general de NN Biztosító.

En materia de salud, la sociedad húngara está fuera de la clasificación internacional. Solo el 55 por ciento de los encuestados se consideran saludables, muy por debajo del promedio internacional del 62 por ciento. Junto con la República Checa y Japón, los húngaros son los menos satisfechos con nuestra salud.

READ  Índice - Tecnología-Ciencia - Se encuentra en muchos alimentos y ahora se ha demostrado que es carcinógeno.

Queremos una vida libre de estrés

Además de la esperanza de vida de 96 años, lo más importante para la mayoría es una vida tranquila y sin estrés. Sin embargo, esto está estrechamente relacionado con la salud, ya que se ha demostrado que la enfermedad y el estrés son factores limitantes dañinos. Los datos de advertencia, por ejemplo, son que una cuarta parte de los encuestados vive bajo estrés constante o recurrente, y el 85 por ciento busca conscientemente la relajación.

Ocho de cada diez participantes abandonarían inmediatamente sus hábitos poco saludables si pudieran obtener cinco años adicionales de vida saludable a cambio, y el mismo número estaría dispuesto a acostumbrarse a alguna actividad saludable regular a cambio de perspectivas similares.

El factor de estrés más fuerte es el dinero (pobreza, pérdida de trabajo, deuda, gastos médicos). A esto le sigue la inseguridad, el estrés en el trabajo y el temor por nuestra salud.