La parroquia de las Santas Justa y Rufina sufre el derrumbe parcial del techo de su sacristía

La parroquia de las Santas Justa y Rufina sufre el derrumbe parcial del techo de su sacristía

La iglesia parroquial de las Santas Justa y Rufina, uno de los monumentos más importantes de los que dispone Orihuela, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), ha sufrido esta madrugada el derrumbe de parte del techo de su sacristía, llenando de escombros toda esa zona de la iglesia.

Afortunadamente, el suceso no ha dejado daños personales, pero sí en el patrimonio histórico del municipio oriolano. Ante lo ocurrido, el alcalde de la ciudad, Emilio Bascuñana, ha pedido a la conselleria de Cultura que actúe con la máxima prioridad sobre este Bien de Interés Cultural (BIC) para evitar daños mayores, a la vez que ha exigido a la Administración Autonómica y Nacional, que no abandonen el patrimonio de Orihuela y "asignen los fondos necesarios para mantenerlo y cuidarlo".

Bascuñana, a través de sus redes sociales, se ha mostrado preocupado ante lo que ha calificado como una "triste noticia".

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba