La división interna de la Junta Mayor provoca la dimisión de Ignacio Martínez

La división interna de la Junta Mayor provoca la dimisión de Ignacio Martínez

El hasta ahora presidente de la Junta Mayor de Cofradías, Hermandades y Mayordomías de la Semana Santa de Orihuela, Ignacio Martínez, leyó anoche una carta durante la reunión de su junta, en la que anunciaba su dimisión ante la sorpresa de todos los asistentes. Martínez alegó motivos personales, pero la decisión, muy meditada desde hace meses, se debe también a que era consciente de que tenía muy complicado el poder sacar adelante proyectos pendientes para la Semana Santa oriolana.

Tras cinco años en el cargo, Ignacio Martínez deja la presidencia convencido de que es lo mejor que puede hacer por el bien de la Semana Santa y la Junta Mayor. Su reelección para el cargo se produjo en febrero de 2016 en unas disputadas elecciones en las que se impuso a Mariano Cecilia con muy escaso margen de votos, situación que generó una división interna en la Junta Mayor por la que muchos de sus proyectos e ideas estaban abocados a no ser aprobados por gran parte de la junta en los siguientes años. Precisamente esa posible paralización de la Junta Mayor es lo que le llevó a apartarse del cargo. Lo primero que hizo una vez meditada su decisión, fue trasladársela al Obispo de la Diócesis, Jesús Murgui, quien comprendió sus argumentos.

Ignacio Martínez se marcha con tristeza por no poder culminar algunos proyectos que tenía previstos, pero seguirá vinculado a la Semana Santa a través de la Hermandad del Silencio, de la que es presidente, así como desde donde le digan para seguir aportando cosas positivas.

Ahora se ha hecho cargo de la presidencia de forma provisional el vicepresidente Manuel Torrecillas, presidente de la Hermandad de la Buena Muerte, una vez que el también vicepresidente, Agustín García, renunció al cargo. En un plazo aproximado de tres meses se convocarán nuevas elecciones.

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba