Dolores cede al Consorcio Vega Baja Sostenible una parcela de 6.600 metros cuadrados en su polígono para instalar una planta de transferencia

Dolores cede al Consorcio Vega Baja Sostenible una parcela de 6.600 metros cuadrados en su polígono para instalar una planta de transferencia

El Consorcio Vega Baja Sostenible ha suscrito hoy un protocolo previo de colaboración con el Ayuntamiento de Dolores para la cesión de una parcela, ubicada en el polígono industrial del municipio, para albergar una planta de transferencia. Con este acto se facilita, por tanto, la presentación de una iniciativa pública para desarrollar una de las instalaciones que necesita la comarca.

El presidente del Consorcio, Manuel Pineda, ha precisado que la parcela es compatible urbanísticamente y cuenta con todos los informes técnicos positivos. Así, ha explicado que lo que se ha firmado es un protocolo previo que después se convertirá en un convenio “para el que se tiene que presentar un proyecto de gestión por parte de Vaersa y que debe contar con todos los informes de la comisión técnica y el visto bueno del Consorcio, guiado por los informes que suscriban los técnicos”. El presidente del ente consorciado ha agradecido la voluntad del Ayuntamiento de Dolores y la mostrada hace unos días por el Ayuntamiento de Orihuela “para poder tener dos plantas de transferencia”.

Los terrenos han recibido varias visitas técnicas para la ubicación de una planta de transferencia. Los vecinos y vecinas de Dolores también han podido visitar instalaciones de este tipo, en concreto las de Sagunto, comprobando su buen comportamiento ambiental. Con este protocolo, al que se unirá próximamente el correspondiente proyecto de gestión, el Consorcio aúna la voluntad de Dolores a la de Orihuela, para la ejecución de las dos plantas de transferencia que al menos necesita nuestra comarca. Por su parte, la empresa pública Vaersa ya dispone de un proyecto de gestión sobre esta ubicación muy avanzado, con una inversión aproximada de 800.000 euros.

En lo referente a la tramitación del proyecto de gestión de iniciativa pública en Dolores, para la planta de transferencia se ha solicitado a la Generalitat la venta de la acción de Vaersa para que ésta pueda ser considerada medio propio, al igual que también han hecho ya los Consorcio de residuos A1 y A3, donde ya opera la empresa pública.

El alcalde de Dolores y vicepresidente del Consorcio, Joaquín Hernández, ha dicho que esta es la oportunidad de “desterrar los prejuicios que existen en nuestra comarca en relación con el tema de la basura”, y ha resaltado que “estas plantas son necesarias para Dolores y para todos los municipios de la Vega Baja, y yo nunca firmaría algo en contra del beneficio de mi pueblo”. En este sentido, Hernández ha puntualizado que la planta que se va a construir en la localidad estará adaptada a la normativa europea, dotada de tecnología de última generación “con biofiltros para que en el caso de que se desprenda algún olor no salga al exterior”.

El protocolo suscrito hoy entre el Consorcio y Dolores se elevará a convenio, una vez hechos los los trámites pertinentes, en el momento que se presente el correspondiente proyecto de gestión de plantas de transferencia y se admita a trámite por parte del Consorcio. En el convenio se marcarán claramente las compensaciones económicas a favor del municipio de Dolores, con un mínimo de 1,2 euros por tonelada transferida, así como el pago de impuestos, obras y contratación de personal local y del entorno cercano a la instalación.

 

Visitas a la planta de Sagunto

Tanto Manuel Pineda como Joaquín Hernández han animado a todos los vecinos y vecinas de la Vega Baja a que se apunten a las visitas que el Consorcio organiza a la planta de transferencia de Sagunto para conocer de primera mano cómo funcionan estas instalaciones. Hernández ha insistido en que “quien no conoce una planta de este tipo no puede opinar, por lo que animo a cualquier persona que quiera a hacer esta visita, y tanto el presidente del Consorcio como yo estaremos encantados de acompañarles”. El alcalde dolorense ve en la instalación de su municipio “una oportunidad de generar empleo, riqueza y apoyo a medidas de cuidado del medio ambiente” y consideró que cuando se planteó la posibilidad de ceder terrenos “estábamos en la obligación de ceder una parcela municipal en nuestro pueblo que reúne todos los requisitos, y lo hice en base al principio de solidaridad que debe imperar entre todas las localidades de la Vega Baja”.

 

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba