Podemos Orihuela exige un informe del impacto socioeconómico que tendría la ejecución del plan urbanístico de Cala Mosca

Podemos Orihuela exige un informe del impacto socioeconómico que tendría la ejecución del plan urbanístico de Cala Mosca

La pasada semana la Dirección General de Medio Natural y Evaluación Ambiental daba el visto bueno a la declaración ambiental del proyecto urbanístico de Cala Mosca, donde está prevista la construcción de 1500 viviendas. Esta resolución contiene algunos requerimientos como la necesidad de garantizar la disponibilidad de recursos hídricos, su evacuación y tratamiento, además de infraestructuras para la recogida y gestión de residuos. 

Cala Mosca es el último km de costa virgen de Orihuela. “Si este proyecto de macrourbanización se llagara a desarrollar supondría la destrucción de casi 500.000 m2 de territorio, unas 5000 personas más y casi 3000 coches, lo cual tendría un importante impacto negativo en una zona cuyas infraestructuras y recursos ya se encuentran saturados”, afirma David Vegara, secretario general de Podemos en Orihuela. “Sin duda Cala Mosca simboliza un modelo urbanístico y turístico caduco, insostenible, depredador del territorio, injusto y que ha servido para el enriquecimiento de unos pocos”. 

En ese sentido el diputado autonómico y síndic de Podem Antonio Estañ presentó en la Comisión de Medio Ambiente, agua y territorio el pasado 20 de junio de 2017 una proposición no de ley sobre la protección del litoral oriolano y la construcción de Cala Mosca. Esta PNL fue aprobada recogiendo algunas peticiones como el análisis de la viabilidad económica de la desprogramación y posterior desclasificación del suelo, la elaboración de un informe de impacto ambiental independiente o un informe del impacto socioeconómico que tendría la ejecución de este plan. 

Recientemente esta petición fue respondida por la Conselleria de Territorio con un escueto informe de a penas una hoja donde se valora el “supuesto indemnizatorio para la Unidad de Ejecución nº 2, del sector D1-Alameda del Mar (Cala Mosca) del PGOU de Orihuela, y estableciendo una hipótesis conservadora se situaría en el entorno de los 25-30 millones de euros”.

Desde Podemos Orihuela consideran insuficiente este informe que no profundiza en la petición y simplemente hace una estimación en base a una hipótesis conservadora. Asímismo exigen la elaboración del un Estudio de impacto ambiental independiente, tal como solicitó la comisión de peticiones de la Unión Europea a la administración autonómica, y la elaboración de un Informe del impacto socioeconómico que tendría la ejecución del plan de Cala Mosca. 

Según Vegara, “desde Podemos Orihuela consideramos que el Consell no está actuando con suficiente valentía y contundencia en la reversión de un modelo que es perjudicial para el desarrollo territorial, social y medioambiental de nuestra comunidad. Pedimos el cumplimiento de las resoluciones de la PNL aprobada en el parlamento valenciano para poder valorar la posibilidad de desclasificar y proteger de forma definitiva este último kilómetro de costa virgen que nos queda. La Generalitat Valenciana ha de ser ejemplarizante en este sentido si quiere terminar de romper con el modelo del PP”. 

Desde la formación morada consideran que la protección de Cala Mosca es una demanda generalizada y transversal en el municipio, por tratarse de una zona de importante valor medioambiental que supone un activo fundamental en un territorio urbanísticamente saturado. Por ello exigen a las dos administraciones competentes, Generalitat y Ayuntamiento, trabajar conjuntamente para encontrar una solución viable a este problema. 

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba