El PSOE exige la dimisión del alcalde por el presunto caso de espionaje telefónico al presidente del partido en Orihuela

El PSOE exige la dimisión del alcalde por el presunto caso de espionaje telefónico al presidente del partido en Orihuela

El grupo municipal socialista de Orihuela ha exigido hoy la dimisión del alcalde, Emilio Bascuñana, por el caso del presunto espionaje denunciado ante el Partido Popular de la Comunidad Valenciana por el presidente local del partido, Dámaso Aparicio.

Los hechos destapados en su día por el diario Información, ocurrieron cuando el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana organizó a comienzos del mes de marzo al menos dos reuniones en su despacho, una con empresarios beneficiados meses antes con un contrato menor del Ayuntamiento y otra con la concejala de Educación, Begoña Cuartero, antes de informar a la dirección regional del Partido Popular del hallazgo en su despacho de documentos conteniendo una reproducción de numerosas conversaciones privadas mantenidas con terceros por el presidente local y concejal, Dámaso Aparicio, a través del WhatsApp de su teléfono móvil. Esos encuentros, organizado por el regidor y en los que supuestamente asistió la asesora de Alcaldía, sirvieron principalmente para reprocharles a todos ellos su deslealtad hacia él. En la denuncia se añade que el regidor procedió a leer frases textuales de esos mensajes que todos ellos se habrían cruzado con Aparicio ante cualquier justificación que quisieron darle y para demostrarles que sabía perfectamente que lo habían estado criticando a sus espaldas.

Así se hace constar en la denuncia remitida por el presidente del PP oriolano, Dámaso Aparicio, al Comité de Derechos y Garantías, que ya ha pedido cuentas al alcalde y la asesora, antes ante decidir si abre o no expediente. 

Esta mañana, la portavoz socialista, Carolina Gracia, se ha referido al asunto como “la maniobra de espía del alcalde a sus compañeros para continuar en el sillón”. El PSOE ha mostrado su rechazo e indignación por esas presuntas maniobras y ha exigido a Bascuñana que dimita como alcalde, ya que considera, tal como ha dicho Gracia, que la vuelta del PP a la alcaldía ha supuesto el regreso de la mafia y la corrupción.

 

Igualmente, la portavoz socialista exige al presidente del PP en Orihuela, Dámaso Aparicio, que no se quede en la denuncia de los hechos ante el partido, ya que se trata de algo tan grave como para que se denuncia ente la justicia ordinaria. Además, afirma que esta situación de espionaje ha generado mucha inseguridad entre todos los concejales de la corporación municipal, que se preguntan si ellos también han sido espiados.

 

Carolina Gracia ha insistido en que una persona como Emilio Bascuñana no puede seguir sentado en el sillón de la alcaldía, y afirma que es una responsabilidad que tienen todos los grupos de la corporación. Por ello opina que ninguno de los grupos políticos debe mirar para otro lado, ya que la persona que representa a todos los oriolanos está presuntamente envuelto en un escándalo como el denunciado. 

 

La portavoz socialista también se ha referido a los presupuestos municipales recientemente presentados por el equipo de gobierno y que deberán aprobarse en un pleno extraordinario en agosto. Según Carolina Gracia, el alcalde ha vendido el presupuesto como una cortina de humo ante todo lo que se le venía encima.

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba