Una dictadora y el otro cobarde

Una dictadora y el otro cobarde

Teníamos la esperanza de que el Sr. Alcalde D. Emilio Bascuñana tuvieran la sensatez de aceptar nuestra solicitud de mantener una reunión y sentarse con los representantes de los funcionarios de la Policía Local de Orihuela, para llegar al desbloqueo de una situación, de la cual la única responsabilidad es de ellos por su incapacidad y animadversión hacia los policías. Por estos motivos y por su ineptitud política nos ha llevado al extremo de no querer realizar más servicios extraordinarios, para que estos saquen la barriga.

Y nuevamente la Sra. Concejala Da María Dolores Rocamora viene a imponer su ley, la ley del ordeno y mando, la ley de vulnerar todos y cada uno de los acuerdos y disposiciones que administrativamente se han aprobado años atrás con anteriores corporaciones las cuales hicieron un ejercicio de intentar llegar acuerdos y evitar enfrentamientos, que a la postre perjudican a todos los implicados.

Debería darle verguenza mantener la denominación de Concejala de Seguridad Ciudadana, ya que desde que está usted a la cabeza usted no ha hecho nada por la Policía Local. Usted nunca se ha querido integrar en la Policía Local, y ser la directora de un proyecto de modernización de la Policía Local de Orihuela, que la crisis dejó estancada y obsoleta, y que mantiene su llama por los grandes profesionales y trabajadores que la integran. Usted solo nos ha querido para postureo político y para intentar aparentar lo que no es, una verdadera política que se implica por los ciudadan@s y para los ciudadan@s, su único interés ha sido mantener un sillón para la próxima legislatura y usted misma se ha hundido en el fango de su incompetencia.

Esta señora ha dado una orden carente de contenido y de motivación, pero ya le decimos que no esperabamos recibir otra cosa de usted, solo es un reflejo de su periplo en la Policía, una gran carencia de sentido y de implicación.

Su incompetencia para preveer las necesidades de personal a lo largo del año, apoyada por el Sr. Concejal de RRHH D. Rafael Almagro, al que desde inicios de año le estuvimos requiriendo una planificación para todo lo que sucede en verano en el término municipal de Orihuela, y que este ignoraba valorar, les ha traído esta carencia de Agentes de Policía; y ahora viene usted y nos obliga a trabajar en nuestros días de descanso, a los que tenemos derecho por nuestra cuadrante anual. Se carga de unos trabajadores el derecho a su conciliación familiar. Quiere obligar a Agentes que no están en periodo de vacaciones a dejar a un lado a su familia y a tener que modificar los días de disfrute de hij@s, parejas, amigos, familia,etc., solo para intentar tapar su desastre organizativo y de previsión, o ¿es que usted no sabía que en Julio, Orihuela está en fiestas?

Pero el asunto no acabará ahí, además de esa medida dictatorial, intentará que todos los efectivos disponibles en el término municipal y que no realizan su servicio en Orihuela centro, se vengan a realizar en el centro su labor, dejando a las Pedanías y a Orihuela Costa sin práticamente servicio, y mira que ya estamos rozando la carencia de ellos. ¿Cree usted que así se va a hacer más grande las Fiestas de Moros y Cristianos? Pero le vamos a echar un capote, no nos creemos que usted sola haya sido capaz de dar esa orden, seguro que no. Usted solo ha sido la marioneta de aquellos que tiene por encima de usted y que por ser complaciente con ellos, la dejan dentro de ese charco y se sirven de usted para pisarla y no mancharse de barro, y mientras siguen con ese gran album de fotos que ha sido hasta ahora su legislatura, un album de fotos planas que carecen de contenido y si no lo creen entren en el Facebook de ambos a ver que encuentran positivo, se lo diremos nosotros !Na de Na!.

Queremos dejar claro a los ciudadan@s, que en ningún momento queremos perjudicar a las Fiestas de Moros y Cristianos, pero es necesario que sepan que estos individuos son capaces de cualquier cosa con tal de imponer sus decisiones y les da igual que para ello menoscaben la seguridad de los ciudadan@s de Orihuela y sus visitantes. Se han metido tanto en el papel medieval que son el más fiel reflejo de la rancia Edad Media, donde los gobernantes tenían lacayos, a los que obligaban a rendirles pleitesía y sino los castigaban.

Lo sentimos mucho, pero no podemos quedarnos con los brazos cruzados.

 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba