El IBI en Orihuela. Bomberos pirómanos

El IBI en Orihuela. Bomberos pirómanos

Existe en Orihuela otra de esas “verdades no contrastadas” que muchos ciudadanos creen y que no son realmente verdades, aunque hay quien políticamente las usa para jugar desde la manipulación más desvergonzada.

En esta ciudad se ha extendido como tal verdad que el PSOE de Orihuela y sus representantes municipales luchan sin denuedo por que a los oriolanos nos bajen un impuesto de bienes inmuebles (IBI) que el gobierno actual de PP y Cs no hace más que subir, porque se ha incrementado en 2015, 2016 y 2017. Y es que ellos, los socialistas, gobernando entre 2011 y 2015, de esto por supuesto no saben nada ni tienen responsabilidad alguna, y de ahí esa pretendida legitimidad en su enorme defensa de los vecinos ... Pues no.

El IBI en Orihuela, como en todas partes, es un impuesto local que se paga por el mero hecho de ser titular de un inmueble catastrado en la localidad. Ese impuesto se paga en base al valor catastral del inmueble, aplicándole un porcentaje, que en el caso de Orihuela es del 0,75%. Ese valor catastral lo calcula el Ministerio de Hacienda, a través de la Dirección General del Catastro, periódicamente, revisando y actualizándolo según el valor de mercado.

La referencia que el Catastro utiliza para establecer un valor catastral medio está en, como mínimo, el 50% del valor de mercado. O sea, que un inmueble suele tener un valor catastral que es la mitad de su valor de mercado.

En 2013, gobernando PSOE y Los Verdes en Orihuela, el Ministerio se Hacienda impuso un incremento obligatorio del tipo del IBI a los ayuntamientos que, como el nuestro, no hubieran revisado valores catastrales desde antes de 2000. Esa subida se estableció en un 10%, con lo que el tipo aplicable sobre el valor catastral pasó del 0,75% al 0,825%, subiendo por tanto el impuesto a pagar ese año.

En el propio 2013 fue el entonces alcalde verde, Monserrate Guillén, de la mano de la entonces concejal de Hacienda socialista, hoy portavoz en la oposición, Carolina Gracia, quien pidió al Catastro que se aplicara la subida del valor catastral de los inmuebles en Orihuela a partir de 2014 y “en los años sucesivos” hasta que se alcanzara el entorno del 50% del valor de mercado, ya que estábamos un 27% por debajo de esa referencia mínima. Esa petición podía ser retirada anualmente por el propio ayuntamiento antes del 31 de mayo de cada año para el año siguiente.

Por todo ello, el IBI en Orihuela no subió realmente en 2014, porque aunque se incrementó un 10% el valor catastral, se redujo en el mismo 10% el tipo aplicable, del 0,825 al 0,75 de nuevo, quedando así igual el importe a pagar. En 2015, 2016 y 2017 la subida ha sido de un 10%, otro 10% y un 7%, respectivamente, alcanzándose de esa manera ese entorno del 50% del valor de mercado como referencia del valor catastral, con una subida real del impuesto pagado en esos tres años sucesivos del 27%.

Si alguien pudo parar ese incremento fiscal para 2015 fue el gobierno LV-PSOE antes del 31 de mayo de 2014; y lo mismo para 2016 antes del 31 de mayo de 2015. El gobierno del PP pudo hacerlo solo para 2017 antes del 31 de mayo de 2016. Y no lo hizo porque era un proceso a culminar empezado y pedido expresamente por ese gobierno anterior con el PSOE que ahora tanto clama contra esa “verdad” de que el IBI sube porque así lo quieren o no lo impiden PP y Cs en Orihuela.

Para 2018 el IBI se actualizará según lo establezca ya la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año próximo, esa que Pedro Sánchez dice que no pasará por que no es no, pero que políticos responsables como Albert Rivera sí llaman a negociar en cualquier caso. Esa actualización se estima que estaría en el entorno de aproximadamente un 1%, muy lejos por tanto de los incrementos anteriores aplicados y que lo fueron solo y exclusivamente porque así lo pidió un gobierno verde-socialista en Orihuela. Los mismos que hoy en la oposición manipulan la realidad con otra de esas verdades paralelas que, por eso mismo, son solo una falsedad.

Alguien tendría que explicar estas cosas a los oriolanos, porque hay quien se dedica a aparecer como bombero después de ser todo un pirómano.

Juan Ignacio López Bas. Concejal y portavoz de Ciudadanos en Orihuela. 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba