La playa de Cala Cerrada tuvo que ser cerrada al público el martes debido a un vertido de aguas residuales producido por una avería

La playa de Cala Cerrada tuvo que ser cerrada al público el martes debido a un vertido de aguas residuales producido por una avería

La concejalía de Infraestructuras decretó ayer a mediodía el cierre al público de la playa de Cala Cerrada en Orihuela costa debido a un vertido de aguas residuales producido por la avería de una de las bombas de impulsión del sistema de saneamiento de la zona. Todo indica que la avería se debió a la obstrucción de la bomba por acumulación de residuos sólidos no degradables, como toallitas y productos de higiene íntima. La avería, que supuso la parada del mecanismo, provocó una acumulación de aguas negras en uno de los pozos de registro, que desbordó su capacidad, llegando hasta la arena.

La playa fue cerrada al público inmediatamente por la policía local. El personal de Hidraqua, concesionario del servicio municipal, reparó rápidamente la avería retirando los residuos y poniendo en funcionamiento de nuevo la bomba averiada para restablecer el ciclo normal del saneamiento.

Posteriormente se iniciaron trabajos de limpieza de la arena en la zona afectada para restablecer durante esa misma tarde el estado de la playa a la normalidad.

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba