Festividades completa la réplica de su Gloriosa Enseña con un nuevo Oriol

Festividades completa la réplica de su Gloriosa Enseña con un nuevo Oriol

La concejal de Protocolo y Festividades, Mariola Rocamora, ha presentado este miércoles el nuevo Pájaro del Oriol que lucirá la réplica de la Gloriosa Enseña de “El Oriol” el próximo viernes 17 de julio, con motivo del aniversario de la Reconquista de Orihuela. Y es que desde estas dos áreas se ha trabajado para completar la bandera oriolana, mediante el encargo a los orfebres oriolanos Benedicto Martínez, (padre e hijo), quienes han estado presentes en esta presentación.

Rocamora ha recordado que en el año 2006 el Ayuntamiento de Orihuela, en acuerdo Plenario, acordó encargar una réplica exacta o bandera idéntica de la Gloriosa Enseña de “El Oriol”, con el fin de poder guardar en condiciones óptimas  para la conservación de la histórica bandera de más de 300 años de antigüedad, cuya tela sufría un importante deterioro, y fue en 2007 cuando se realizó su réplica.

El pasado 4 de octubre de 2019, S.M. el Rey de España Felipe VI otorgó los honores, privilegios y distinciones de la  bandera de la Gloriosa Enseña de “El Oriol”, nuestra bandera histórica de uso inmemorial a la nueva bandera, siendo testigo de este hecho histórico el pueblo de Orihuela.

En la actualidad ha sido necesario para completar el estandarte de la Enseña hacer la réplica de “El Oriol”. Por ello, desde las Concejalías de Festividades y Protocolo, “se contrató la realización de una réplica de “El Oriol”, el mástil en madera dorada y los soportes que permitan descenderlas e izarla, así como los elementos de metal para la sujeción de las cintas y borlones”. Teniendo en cuenta que a partir de hoy será ésta la Gloriosa Enseña del Oriol, la que procesionará  y desfilará en los distintos actos que conlleva el Día del Pájaro.

Característica de la nueva réplica del Oriol:

Por las especiales características de este singular trabajo a realizar, se ha estimado que por su laboriosidad  y necesidad de la exactitud de la réplica, “se ha tenido en cuenta a un taller de artesanía de prestigiosos profesionales muy conocidos por las numerosas obras en el mundo del arte y especialmente de la Semana Santa, como son los orfebres oriolanos que forman la familia  “Benedicto Martínez” y que ya en su día, hizo una réplica del Oriol, y que utilizando el molde exacto de la insignia, ha podido llevar a cabo esta nueva  réplica”.

Así, el maestro orfebre Benedicto Martínez ha explicado “la laboriosidad que ha supuesto este delicado trabajo en el que hemos respetado absolutamente el original para que la réplica sea exacta”.

- El Oriol se ha realizado en chapa de plata en 8 trozos, dibujados y modelados, siguiendo el más puro sistema de orfebrería cincelando las piezas a mano, con fondo de pan de plomo para poder formar perfectamente todo su plumaje.

- Seguidamente se han ajustado todas las piezas y se han reforzado interiormente.

- Con varillas de plata de 1 Vi mm se han soldado para formar cuerpo, espalda, 2 alas, cola y la cabeza, y su repaso de soldaduras.

- Para su total terminación se realizan 2 patas, rama, corona, espada, base cónica y cuadrada.

- Una vez formado todo el Oriol se procede a un baño de ácido para quitar el bórax de las soldaduras, así como hacerle todo el pulido de dichas piezas.

- Nuestro Oriol ha sido siempre en plata y baño de oro con su pátina, para darle contrastes y así se ha realizado exactamente, igual que el original y esta ocasión con un baño en oro de 24 Quilates.

- Se realiza una barra redonda en madera de 40 mm de diámetro dorada para soportar el Oriol así como soportes de cintas.

- El peso del “Pájaro Oriol” es de 1,700 kg.

Historia

Una de las señas de identidad que configuran la idiosincrasia de los oriolanos, es la Gloriosa Enseña coronada por el ave heráldica Oriol, o popularmente conocido como “Pájaro”.

La historia del significado que la Gloriosa Enseña de “El Oriol” tiene para los oriolanos, como símbolo de su pasado glorioso y testigo de momentos bélicos y festivos, siendo el  símbolo principal que interviene en la secular Fiesta de la Reconquista o “Día del Pájaro” que, desde 1400,  se viene celebrando el 17 de julio sin interrupción, salvo fechas en que las armas lo impidieron. En el paño carmesí de la enseña, cuajado de ricos bordados, se funde la historia y la tradición, y se ven representados valores tales como la nobleza, la lealtad, la fidelidad, la laboriosidad y la honradez de sus gentes. 

A lo largo de estos más de seis siglos la Gloriosa Enseña de “El  Oriol” ha sido identificada en muchas ocasiones como pendón o bandera real por portar en ella las armas de la Corona de Aragón y, posteriormente, ésta y las borbónicas, han tenido diversas renovaciones. 

Ha sufrido avatares propios derivados de campañas bélicas, como durante el saqueo por parte del Marqués de los Vélez en la Guerra de las Germanías, cuando fue sustraída junto con las banderas e insignias de los caballeros que se encontraban en sus capillas, siendo trasladas a Murcia, reclamadas y no devueltas. 

Otras eventualidades que padeció el máximo símbolo oriolano fueron: fabricación de nueva enseña en 1594 y entrega al Justicia criminal para su custodia en 1600; sustracción del “El Oriol” que la coronaba en la Guerra de Sucesión; restauraciones en 1735, finales del siglo XIX, 1902, 1957 y 2007; mutilación en 1933, en que se arranca la corona que timbra el escudo real. 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba