El Síndic de Greuges amenaza con llevar al alcalde de Orihuela a Fiscalía por desobediencia

 

El Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana, Ángel Luna, ha advertido formalmente al alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, que si en el plazo de 10 días no remite a la Institución el informe que por tres veces se le ha requerido, acudirá al Ministerio Fiscal, instando su actuación por desobediencia.

Ante esa amenaza, el portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular, Rafael Almagro, ha salido en defensa de Bascuñana para expresarse, en un comunicado, "muy extrañado"y  no ha ocultado cierta indignación al tener conocimiento de la nota de prensa remitida a los medios de comunicación desde la Sindicatura de Agravios en la que se expresa en su titular que “El Sindic advierte al alcalde de Orihuela que si no contesta sus requerimientos en 10 días acudirá a Fiscalía por desobediencia”. 

El portavoz popular ha manifestado que esta situación tiene su origen en la falta de respuesta por parte del área de Urbanismo a un escrito presentado en 2016 por una persona que solicitaba una revisión de oficio de actos administrativos y del que no se había recibido resolución alguna sobre el mismo por parte de la administración local.  Ante la inactividad de la administración, la peticionaria formuló queja ante la Sindicatura, la cual realiza durante 2019 diversos requerimientos al ayuntamiento oriolano. 

Estos escritos de Sindicatura de septiembre, octubre y noviembre del pasado año también quedaron sin contestar por parte del ayuntamiento a la Sindicatura lo que ha motivado un escrito en el que la Sindicatura solicita al alcalde de Orihuela que se responda al escrito de 13 de mayo de 2016 o, en caso contrario, se remita informe en el que, identificando a las personas responsables, se expongan las razones del incumplimiento. Finaliza el escrito advirtiendo de las consecuencias que puede acarrear la falta de contestación al mismo en un plazo de 10 días.

Hoy mismo, y mientras ese plazo todavía no se ha cumplido, la Sindicatura se adelanta y emite una nota de prensa en la que amenaza al alcalde de Orihuela con llevarlo a la fiscalía. Esto, para Almagro, es algo que no tiene ningún tipo de justificación ni soporte legal.

Empieza a partir de este momento una nueva forma de comportarse la Institución que desde hace poco más de dos meses dirige el histórico líder socialista Ángel Luna, según el portavoz.

Hasta ahora, muchas de las comunicaciones que dirigía por ejemplo a Mónica Oltra (en su calidad de consellera) nunca lo eran en tono de amenaza. Tampoco las que se dirigían a los múltiples ayuntamientos de la Comunidad Valenciana.

Con Bascuñana se ha iniciado una nueva forma de operar que deberá ser igual con todos de ahora en adelante, o por lo menos, eso es de esperar para no pensar que se está utilizando la Sindicatura con otras finalidades contrarias a su ideosincrasia.

 

 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba